A pesar de la lucha que mantienen a brazo partido contra la expansión de la avispa velutina, una climatología favorable ha contribuido a que, con resultados diferentes en las diversas comarcas productoras, este verano hubiese una buena cosecha de miel en la provincia de Lugo, según han informado los apicultores consultados por Efeagro.

José Luis García, un apicultor que tiene noventa colmenas en la zona de Mondoñedo, reconoció que la producción de este año ha sido “mejor de lo que en un principio” se esperaba, precisamente porque el tiempo fue especialmente favorable, a diferencia de lo que había sucedido en campañas anteriores.

“Nosotros recogimos una producción de unos 1.500 kilos, cuando teníamos la previsión de subir de 1.200 y, como mucho, llegar a esa cantidad”, explicó García.

Según su criterio, esa producción hace que estén “satisfechos” con la campaña, porque llevaban “años sin una cosecha importante”. A su juicio, en ese buen resultado ha influido, precisamente, el hecho de que “este verano ha sido lo más parecido a un verano normal, porque en años pasados apenas hubo verano”.

Además, este apicultor valora especialmente el hecho de haber recogido una cantidad de miel importante, con el panorama actual, marcado por la incidencia de la avispa velutina en las colmenas y, consecuentemente, en la producción de las abejas.

Recordó que el problema sigue estando ahí, no va a menos y muchas veces los apicultores se sienten solos en la lucha contra esta especie invasora. Según sus cálculos, la incidencia de las velutinas supone una merma en la cosecha de miel cifrada en torno al 20%.