El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado este viernes 6 que ni uno solo de los ganaderos de ovino y caprino de Castilla-La Mancha que han cumplido los requisitos se han quedado sin las ayudas comprometidas para que pudieran hacer frente a la pérdida de renta durante los meses de marzo y abril de este año, debido a los efectos del Covid.

Así queda reflejado en la resolución de ayudas hecha pública este viernes, que supondrá una inversión de 2,5 millones de euros para 2.674 beneficiarios, gracias a la aportación complementaria del Gobierno de Castilla-La Mancha a las ayudas estatales y que servirán para solventar las dificultades de comercialización de corderos y cabritos, durante los meses de marzo y abril, como consecuencia de las limitaciones impuestas por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declaraba el estado de alarma.

El titular regional de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha ofrecido estos datos sobre los efectos del Covid en Guadalajara durante la clausura de la asamblea extraordinaria de la Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos (APAG), en la que se ha ratificado a los nuevos miembros de la Junta Directiva de la organización y rectora de la Sociedad Agraria de Transformación Coagral, tras las elecciones celebradas el pasado 20 de octubre.

EL ABONO DE LAS AYUDAS SE REALIZARÁ A LO LARGO DE LA SEMANA QUE VIENE Y TIENEN UN MÁXIMO DE 1.200 EUROS POR GANADERO

Aunque el sector se encuentra mejor ahora que en el inicio de la pandemia, el consejero ha apelado al consumo de carne cordero y cabrito, resaltando la labor fundamental de los ganaderos extensivo y los efectos del Covid en el sector.

Martínez Arroyo ha avanzado que el abono de las ayudas se realizará a lo largo de la semana que viene y tienen un máximo de 1.200 euros por ganadero, que es lo considerado como pérdida de renta en esos dos meses.

Además, se ha referido a los datos positivos de exportación del sector agroalimentario de enero a agosto de este año, que suponen que la venta de este tipo de productos ha alcanzado los 1.700 millones de euros y que ha representado, en el mes de agosto, el 39 por ciento de las exportaciones del total de Castilla-La Mancha.

Acompañado por Juan José Laso, nuevo presidente de la entidad, y Antonio Zahonero, quien ha ocupado este cargo durante los últimos 35 años, Martínez Arroyo ha agradecido en nombre del Gobierno regional los años dedicados por el último al sector agrario.

Ambos son dos personas “implicadas en proyectos colectivos”, ha destacado Martínez Arroyo, quien ha resaltado la importancia de la renovación para “avanzar con los tiempos, progresando”.

Entre los temas abordados en la jornada  se ha tratado la posición de la región en la nueva PAC o la importancia del relevo generacional, aspecto sobre el que el consejero ha destacado que APAG ha conseguido la incorporación de 54 chicos y chicas en provincia y ha transmitido su agradecimiento a la organización «por estar comprometidos con la realidad de su provincia y la de Castilla-La Mancha”.

Junto a Laso han sido ratificados los cargos de los tres nuevos vicepresidentes -Julián Lucas, Ataulfo Gamo y María Cruz González-, los vocales agrícolas -Javier Díez Olmos, Gregorio Eusebio Saínz, María Asunción García-Atance Fatjó, Celestino Javier Gómez Navarro y José Luis Pérez Eusebio- y los vocales ganaderos: Arenas Bris y David Santos.