Los ganaderos de vacuno de leche de más de media España llevan varias semanas saliendo a la calle en contra de los precios en origen, que no solo no cubren gastos sino que están provocando la desaparición de un gran número de granjas familiares por la falta de rentabilidad. Sin embargo, estas protestas no parece que hayan conseguido nada, como tampoco lo logra las promesas del Gobierno y los llamamientos al diálogo para frenar esta crisis. Según, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado el informe sobre el sector del vacuno de leche, referido a junio de 2021, donde se constata un aumento de la producción de un 0,5%, respecto al mes anterior, mientras que el precio medio pagado en nuestro país certifica el quinto mes consecutivo de bajada, hasta situarse en 0,332 euros por litro.

Todos estos datos confirman la crisis en la que se encuentra sumido el sector en los últimos años y que si no se pone remedio de forma inmediata, será inviable continuar produciendo para la mayoría de las explotaciones de este país. El aumento de los costes de producción experimentado en los últimos meses, exige una subida en el precio que están percibiendo los ganaderos, y que éste se produzca de forma significativa, «pues de lo contrario podemos estar certificando la muerte del sector lácteo es España; segú se advierte desde Asaja Palencia..

De igual forma, cabe destacar que se da la circunstancia de que recientemente el Observatorio del Mercado de la Leche de la Unión Europea ha facilitado las estadísticas del precio de la leche de julio y en él se puede ver que, de media, la Unión Europea ha incrementado el precio de la leche un 9,24% mientras que en España esa subida sólo supone un 2,15%, lo que acrecienta la situación de crisis del sector y la falta de soluciones, agravada por tener que sufrir ahora el quinto mes consecutivo de bajadas.