El Pleno de la Comisión del Agua de Aragón ha aprobado la constitución de la Mesa de Diálogo del Agua, una ponencia conformada por once representantes de «orígenes intelectuales, sociales y políticos» diferentes que tratarán de identificar los «temas críticos» y «alcanzar el máximo consenso posible» entre los agentes implicados.

Aunque todavía no existe una hoja de ruta para las reuniones de este grupo, el ingeniero agrónomo Eugenio Nadal, que ocupó hace décadas los cargos de presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro y de consejero de Economía y Hacienda de Aragón, será el encargado de presidir la mesa.

Como ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación, se reincorpora tras casi quince años al «mundo del agua«, un regreso con «cierta distancia» hacia los «temas muy concretos», lo que puede ser «bueno» para esta mesa a la que ha pedido «mente abierta».

Así, el grupo asume la responsabilidad de identificar los temas críticos que conduzcan al perfeccionamiento del plan hidrológico con «esperanza» y un amplio margen de «libertad» para poner encima de la mesa los temas que separan las posturas en la política hidráulica aragonesa.

Como ha expresado por su parte el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, los miembros de la mesa contribuirán a consolidar institucionalmente el Pacto del Agua.

«Estamos ante el reto de que sea mucho más que una lista de obras, tiene que ser una institución en Aragón y un elemento de negociación directa con el Gobierno de España», ha dicho sobre este «ambicioso» encargo.

Además de Nadal, la mesa estará compuesta por Javier Mozota, Dario Villagrasa, Álvaro Enrech, José Manuel Penella, Fernando Luna, Charo Jiménez, Joaquín Palacín, Luis Tirado, Julián Ezquerra y Jesús Ángel Lamuela.

Este grupo de la Mesa de Diálogo del Agua tiene como función asesorar al pleno de la Comisión del Agua -compuesto por 68 miembros- en la toma de decisiones, que a su vez serán elevadas al Gobierno de Aragón y a la Administración General del Estado.

Durante el pleno, ha quedado definido el ámbito de trabajo de esta mesa: identificación de las cuestiones esenciales para la consolidación institucional, el perfeccionamiento y actualización del Pacto del Agua de Aragón como herramienta estatal de gobernanza y la planificación hidrológica eficaz ante los nuevos retos sociales, económicos, territoriales y ambientales.