La familia de productos Eusko Label se condimenta a partir de este jueves 10 con la incorporación de Euskal Gatza, una sal de alta calidad producida, clasificada y envasada de manera sostenible y artesanal en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Con Euskal Gatza se certifica la sal que se produce en los manantiales de agua salada del Valle Salado en Salinas de Añana, en Álava, y Leintz Gatzaga, en Gipuzkoa. Las dos empresas salineras produjeron el año pasado un total de 150 toneladas de sal de manantial y 20 toneladas de flor de sal. Una producción que se puede incrementar a futuro en base a la demanda de mercado.

La Sal de Manantial de Euskadi con Eusko Label – Euskal Gatza se ha presentado en el Valle Salado de Añana. Al acto han asistido Bittor Oroz, viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco; Peli Manterola, director de HAZI; Pablo de Oraá, gerente del Valle Salado de Añana; y Beñat Agirreurreta concejal de Cultura del Ayuntamiento de Leintz Gatzaga.

La sal es uno de los condimentos gastronómicos más antiguos y la única roca que es comestible para el ser humano. Hace más de 200 millones de años un antiguo mar que cubría lo que hoy es Euskadi, es el origen de los manantiales de agua salada de donde hoy en día se extrae la sal. Fruto de esta historia y de la labor de los salineros y salineras que extraen este maravilloso producto, se consigue la Sal de Manantial de Euskadi con Eusko Label – Euskal Gatza, una sal de gran pureza y calidad que se disuelve de forma rápida en la boca.

IDENTIFICACIÓN, CARACTERÍSTICAS Y UN SISTEMA DE PRODUCCIÓN TRADICIONAL, ARTESANAL Y SOSTENIBLE

Euskal Gatza se puede encontrar en el mercado en diversos formatos de presentación como tarros de cristal o envases de cartón, todos ellos identificados con la etiqueta de control con el sello de Eusko Label. También hay una variedad de elaborados con otros condimentos como ajo, guindilla, cayena o hierbas provenzales.

Es una sal que no está sometida a ningún tratamiento físico o químico como refinamientos ni lavados, sin aditivos ni antiapelmazantes. Se trata de una sal de color blanco limpio, ligeramente húmeda, de textura suave y fácil disolución, con una persistencia de sabor en boca de carácter medio. HAZI será el órgano de certificación que establezca los sistemas de control que se estimen necesarios en la cadena de proceso de Euska Gatza, desde su producción, conservación y almacenamiento, transporte, manipulación y envasado, hasta su comercialización, con el fin de certificar que el producto que llegue identificado con el distintivo Eusko Label cumpla todos los requisitos de calidad.

La Sal de Manantial de Euskadi con Eusko Label – Euskal Gatza se obtiene a través de un sistema de producción de alta calidad y sostenible con el entorno. Conservando la manera tradicional de elaboración que han desarrollado en ambas salinas durante siglos. En el Valle Salado de Añana se emplea el sol y el viento en el proceso de cristalización de la sal y en Leintz Gatzaga se utiliza el fuego avivado con madera de los bosques locales. Así, además de obtener un producto de alta calidad, saludable y sostenible, se avanza en la conservación del paisaje, el entorno rural y nuestras tradiciones. La evaporación de la salmuera de Euskal Gatza se realiza mediante la utilización de energías renovables, y su recolección y posterior envasado se realiza de forma manual.