La Asociación Bodegas de Sanlúcar ya es una realidad que nace de la unión del sector de la manzanilla de Sanlúcar de Barrameda para defender sus derechos y promocionar sus vinos, en especial tras un largo periodo de tensión con el Consejo Regulador del Vino de Jerez, al que pertenece esta Denominación de Origen.

Desde la desaparición como tal de la asociación Arjeman, que defendía los interes de la manzanilla, y posteriormente el cese de actividad de la asociación profesional Vinateros de Sanlúcar en el año
2015, la ciudad de la Manzanilla no contaba con una asociación representativa de una amplia mayoría de ventas en la D.O. ManzanillaSanlúcar de Barrameda.

La asociación tiene como fines promocionar, conservar, mejorar y defender al sector vitivinícola de la ciudad de Sanlúcar de Barrameda y su comarca, desde sus viñas, pasando por sus bodegas hasta llegar a sus vinos, priorizando sobre ellos a la Manzanilla como patrimonio enológico de Sanlúcar y vino único en el mundo y excepcional, a través de todos los medios humanos y técnicos posibles, lo que conlleva la
defensa colectiva de los intereses empresariales y profesionales de sus asociados.

Aunque se espera la incorporación de más bodegas censadas en Sanlúcar en próximas fechas, a día de hoy Bodegas de Sanlúcar está integrada por: Bodegas Argüeso., Bodegas Barbadillo., Bodegas Barón., Bodegas Barrero., Bodega Delgado Zuleta., Bodegas Elías., Bodegas Hidalgo-La Gitana., Bodegas La Cigarrera. y Bodegas Yuste.

Como se señala en una nota de prensa de la Asociación, la apuesta del sector nace con voluntad de que «desde el diálogo permanente con el resto de operadores del sector, Consejo Regulador y Administraciones Públicas, la unión de la Manzanilla, sea ya una realidad».