La Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente aprobó recientemente la propuesta de acciones prioritarias en la Red de Vías Pecuarias de la Región de Murcia para el periodo 2016-2020, que permitirá el desarrollo de una normativa propia y la realización de proyectos de mejora. Estas actuaciones se llevarán a cabo en más de 200 vías pecuarias, con una extensión de cerca de 2.750 kilómetros lineales.

Las vías pecuarias mantienen un uso tradicional de zona de tránsito de ganado y mantenimiento de la accesibilidad a las fincas agrícolas. Asimismo, tienen un uso turístico-recreativo, ya que forman parte del desarrollo del turismo rural de muchas zonas, asociadas a rutas del vino y lugares de interés como yacimientos arqueológicos, senderos, rutas ciclistas y tradiciones como romerías.

El proyecto se desarrollará en el periodo 2016-2020 y cuenta con una inversión total prevista de cerca de 1,4 millones de euros

Estas vías también tienen un uso ecológico-ambiental, puesto que son un potencial como enlace de espacios protegidos, ya que generan biodiversidad y sirven de corredores de fauna y flora, a lo que se suma su interés paisajístico.

Las acciones contempladas por la Dirección General prevén actuaciones en los tres ámbitos –tradicional, turístico-recreativo y ecológico-ambiental-, con propuestas como la elaboración de una estrategia regional de vías pecuarias y de un reglamento específico, clasificación de estas vías y realización de proyectos de recuperación. Asimismo, se contempla la obtención de documentación histórica relacionada, la aprobación de una red de vías pecuarias oficial de la Región y de un catálogo de las de especial interés, así como la edición de una guía básica.

También se prevé la realización de una página web específica sobre vías pecuarias, facilitar el acceso a las personas interesadas a un fondo documental y cartografía de las vías, elaborar material para su conocimiento y difusión, y desarrollar unas jornadas de carácter bianual como punto de encuentro con el sector agropecuario.

Igualmente, la propuesta incluye colaboración con ONGs para llevar a cabo proyectos conjuntos de conservación de la naturaleza en las vías pecuarias y priorizar actuaciones para potenciar su función ambiental.

El proyecto se desarrollará en el periodo 2016-2020 y cuenta con una inversión total prevista de cerca de 1,4 millones de euros, financiada con fondos del Programa de Desarrollo Rural.