El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado este martes 20 que en 2018 no va a haber «margen» para aplicar reducciones en el IRPF, y ha recordado que todavía quedan dos años más de legislatura y hay que tener «zanahorias» para la negociación. «Las bajadas de impuestos se hacen al final de la legislatura», ha apuntado Montoro.

En cuanto a la creación de tasas adicionales, en alusión a una sobre las bebidas azucaradas tal y como ya ha aprobado Cataluña, ha apuntado que, tal y como va la recaudación, no es «difícil» cumplir con el déficit por lo que no se necesitan. «La creación de tasas es perturbadora», ha añadido Montoro.

No considera que pueda prosperar el recurso ante el Constitucional que piden por el impuesto catalán

La posibilidad de crear un impuesto adicional para estas bebidas se incluyó en el último programa de estabilidad remitido a Bruselas en el caso de que peligrara el cumplimiento de los objetivos de déficit.

En cuanto a la petición de la industria alimentaria y el sector hostelero de que el Gobierno recurra ante el Tribunal Constitucional la tasa a las bebidas azucaradas de Cataluña, Montoro no se ha mostrado muy favorable: «no lo veo», ha dicho.

Por otro lado, el ministro de Hacienda ha avanzado que el Gobierno trabaja en introducir penalizaciones fiscales para las empresas que no cumplan la ley de morosidad con sus proveedores y que el nuevos sistema de suministro inmediato de información de IVA, el denominado SII, facilitará este tema.