El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) ha decidido «enfriar» la posibilidad de hacer modificaciones en la normativa española que regula la actividad de las empresas autorizadas para la Inspección Técnica de Equipos de Aplicación de Fitosanitarios (Iteaf), con lo que se inclina a favor de productores y cooperativas en la guerra de las ITV fitosanitarias.

Así lo ha asegurado a Efeagro el presidente de la Asociación Nacional de Iteaf (Aniteaf), Héctor Santa Eulalia, tras reunirse de nuevo con responsables del Ministerio ante la posible modificación del Real Decreto 1072/2011 que aplica para España el contenido de la Directiva 2009/128/CE.

Santa Eulalia ha mostrado su decepción pues, a su juicio, el Departamento ha decidido «dar un paso atrás ante las presiones de Cooperativas y Asaja», una decisión que cree que va «en contra de los beneficios en materia de sanidad pública y seguridad alimentaria».

Aniteaf no descarta informar de las irregularidades que ha constatado a la Comisión Europea

Según Aniteaf, el Ministerio presentó el borrador a la entidad, las comunidades autónomas y las organizaciones agrarias tras las denuncias de la organización sobre la «descontrolada y generalizada mala praxis» de cerca de una decena de estaciones de inspección vinculadas a Asaja y Cooperativas.

Los cambios introducidos en el borrador incluían la obligatoriedad de la acreditación de la calidad de los servicios por ENAC (Entidad Nacional de Acreditación), según la UNE-ISO 17020.

Santa Eulalia no descarta ahora que Aniteaf informe de las irregularidades que ha constatado a la Comisión Europea, la Organización Mundial para la Salud (OMS) y a asociaciones de defensa del consumidor y del medio ambiente.

«Somos el único sector de inspección en España que no está certificado», ha indicado Santa Eulalia, para quien «la acreditación ENAC aumentaría la profesionalidad de las estaciones Iteaf y ayudaría a evitar fraudes» y sólo supondría un aumento del coste para el agricultor de entre cuatro y ocho euros por servicio.

Cooperativas rechaza el certificado ENAC porque causaría al agricultor «duplicar el coste de la revisión de su equipo»

Asaja y Cooperativas, tras analizar el borrador normativo, acusaban en un comunicado a Aniteaf de «emprender una campaña, basada en argumentos falsos y totalmente cuestionables, para eliminar cualquier forma de competencia» y «controlar en régimen de oligopolio la inspección de equipos fitosanitarios».

Desde Cooperativas Agro-alimentarias, han afirmado a Efeagro que «la acreditación ENAC no garantizará la mejora de la calidad», «se trata de una inspección documental que se realizaría una vez al año» y su implantación causaría al agricultor «duplicar el coste de la revisión de su equipo de aplicación de productos fitosanitarios».

Con su implantación, «la mayoría de las Iteaf desaparecerían», han señalado desde Cooperativas, que defiende que las autonomías, que son los órganos competentes para autorizar las estaciones de inspección, incrementen las auditorías y los controles, ha apuntado.

Según datos de Aniteaf, el censo de equipos de aplicación de plaguicidas en España sujetos a inspección supera los 237.000 y el número de estaciones Iteaf autorizadas para revisar pulverizadores, atomizadores, nebulizadores y espolvoreadores de plaguicidas: 170.

Para el responsable de medios producción y sanidad vegetal de Asaja, José Ramón Díaz, «las organizaciones agrarias han permitido un abaratamiento de esta gestión y con el rigor suficiente para cumplimiento de la directiva comunitaria», por lo que ENAC solo supondría «costes añadidos que no son necesarios».

«En el último año el estado general de los equipos de aplicación de fitosanitarios ha mejorado», ha defendido, tras recalcar que las organizaciones agrarias «han facilitado mucho la labor del agricultor, suministrándole información y formación» que se ha traducido en «una mayor concienciación» sobre la importancia de tener a punto los equipos.

COAG y UPA se mantienen al margen de la GUERRA DE LAS ITV FITOSANITARIAS y se niegan a entrar en ella

Desde UAGR-COAG, que es socio minoritario de la sociedad limitada Iteaf Rioja, puesta en marcha en octubre de 2015, su responsable técnico, José Miguel Arráiz, ha querido dejar claro que se sienten «al margen» de la guerra de las ITV fitosanitarias y de las acusaciones de Aniteaf: «cuando habla de un fraude generalizado de Cooperativas Agro-Alimentarias y Asaja, no nos identificamos en absoluto con esa afirmación».

Su Iteaf «no supone un negocio, sino uno de los servicios que a nivel regional da a los afiliados» de UAGR-COAG, que está «sometido a las inspecciones sorpresa del órgano de control de la Consejería» de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de La Rioja, ha apuntado.

Para la organización agraria UPA, que tampoco entra en esta guerra de las ITV fitosanitarias ya que no tiene asociada ninguna Iteaf, el borrador presentado por el Mapama «es negativo atendiendo a los intereses de los agricultores», según el técnico Javier Alejandre.

«La implantación de la acreditación ENAC supondría un coste muy importante para las Iteaf, que al final sería asumido por los agricultores y pondría en peligro la viabilidad de las estaciones de menor tamaño, con la consecuente reducción de oferta, que redundaría a su vez en un peor servicio y más caro», ha detallado Alejandre.