El Gobierno de Aragón seguirá adelante con el recurso jurídico contra el plan fluvial de las cuencas internas de Cataluña -por entender que puede suponer algún trasvase desde el Ebro-, a pesar de que desde el Ejecutivo Central le han trasladado que el texto no incluye ningún tipo de trasvase.

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, se ha reunido con el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad aragonés, Joaquín Olona, para abordar este asunto en el mismo día en el que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publica el Real Decreto con dicho plan hidrológico catalán.

Al encuentro también ha asistido la secretaria de Estado de Medio Ambiente, María García, quien en declaraciones a los periodistas ha reiterado que el texto «no incluye absolutamente ningún trasvase» entre cuencas. Según ha añadido García Tejerina, no podría incluirse una transferencia de agua porque «eso sería ir en contra de la ley».

Durante «toda su tramitación», ha seguido los pasos en virtud del reglamento vigente hasta su aprobación final, que fue a principios de mayo en Consejo de Ministros, ha afirmado, tras reiterar que «con este plan, no hay ni una gota del Ebro que vaya a ir a otra cuenca».

Aragón acepta que no va a haber trasvase, pero cree que el plan catalán «abre las puertas» a esa posibilidad

Aún así, la ministra ha respetado la decisión de Aragón de recurrir el plan ante la Justicia y ha pedido que se tenga «prudencia y rigor a la hora de hablar» del texto.

Por su parte, Olona ha reconocido que el plan fluvial de Cataluña no recoge ningún trasvase, pero sostiene que, «tal y como está formulado», induce a «dudas legítimas» sobre la posibilidad de que pueda haber transferencia de agua en el futuro. A su juicio, el plan catalán «abre las puertas» a esa posibilidad.

El consejero no ha detallado cuándo puede estar listo el recurso, pero ha avanzado que los servicios jurídicos de Aragón ya están trabajando en su redacción.

En declaraciones a los medios, Olona ha asegurado que sale «tranquilizado» con las explicaciones dadas por la ministra: «Me ha trasladado que no hay ninguna intención -de trasvase- y me lo creo totalmente».

«Acepto las explicaciones de la ministra, pero no quiere decir que haya un ámbito jurídico que consideremos que tenemos que defender y seguiremos ejerciendo», ha remarcado.