El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) defiende un abordaje «integral» a la hora de analizar el impacto de la fauna silvestre en explotaciones agrícolas y ganaderas, y no considera que la solución pase únicamente por la suscripción de seguros agrarios.

Ésta ha sido la posición transmitida por el subsecretario de dicho Ministerio, Jaime Haddad, durante la clausura de una jornada sobre los seguros agrarios y los daños ocasionados por la fauna silvestre en las producciones agrícolas, según ha informado el departamento en un comunicado.

Jaime Haddad cre que este problema debe ir más allá de contratar seguros agrarios y abordarse de forma integral

En este foro, organizado por la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), Haddad ha recordado que en el caso de daños provocados por poblaciones de especies silvestres, el seguro indemniza en función de la póliza suscrita.

No obstante, en su opinión la solución a este problema debe ir más allá y abordarse de forma integral con el objetivo de lograr una convivencia efectiva y pacífica de la biodiversidad con la actividad agraria.

El subsecretario ha subrayado el alto nivel de biodiversidad existente en España, un activo para el país que debe ser preservado, aunque también ha reconocido que la actividad de las especies silvestres puede producir daños en las explotaciones agrícolas y ganaderas, lo que genera fricciones.

Haddad ha insistido en los beneficios que suponen los seguros agrarios de cara a que el agricultor pueda «gestionar los riesgos», tanto en estos casos como cuando la actividad del sector se ve afectada por fenómenos meteorológicos adversos, desde sequías hasta lluvias torrenciales, heladas o pedrisco.

En su opinión, el sistema vigente en España permite a los agricultores contar con una estabilidad en sus ingresos que les facilita, a su vez, planificar sus inversiones a largo plazo.