Migasa, el primer grupo aceitero de capital español con 1.200 millones en ventas, está gestionando el rescate de una reconocida marca de aceite y aceitunas de Sevilla: 1881. Es el tipo de operación más común del grupo de la familia Gallego, a quien se han acercado repetidamente en los últimos años empresas en dificultades a las que Migasa ha integrado y puesto en rentabilidad.

Así ocurrió con Mueloliva, Rafael Salgado o Ybarra, y ahora puede ocurrir con 1881. La enseña tiene una deuda de casi 20 millones de euros a la que no puede hacer frente, según recoge Carlos Piza en elconfidencial.com.

Las fuentes empresariales consultadas, conocedoras de las conversaciones, explican que ese pasivo pertenece a los 500 socios agricultores de la sociedad agraria de transformación (SAT) Santa Teresa, el nombre jurídico de la empresa que produce y envasa 1881. Son aportaciones que sucesivamente se han ido haciendo al patrimonio de la sociedad, y que ésta no puede ahora reintegrar.

La deuda financiera, debido a la captación de estos recursos de sus socios, es escasa. Santa Teresa factura en torno a 18 millones anuales, de los que un 45% procede del aceite y otro 45%, de aceituna de mesa. El resto corresponde a cereales y otros productos.

Dentro del aceite, la mayoría (un 60% de los ingresos) procede de la venta de producto a granel. 1881 es un proveedor destacado de virgen extra de Sovena, el gran grupo aceitero portugués. Sovena y Santa Teresa, de hecho, estuvieron negociando igualmente una integración el pasado año, pero la llegada al cargo de director general de Sovena España de Gabriel Estévez dio al traste con esa operación.

Ahora es Migasa, gran competidor de Sovena, quien puede quedarse con la compañía con sede en Osuna (Sevilla). El otro 40% de los ingresos procede del aceite y vinagre embotellado bajo la enseña 1881, lo que es de mucho valor para Migasa.

(Fotos: Archivo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here