Una vez más cuestiones ajenas al sector primario y a la crisis que atraviesa podrían poner en peligro importantes medidas logradas gracias a las reivindicaciones del campo, al imponerse los intereses políticos a la responsabilidad. Los últimos movimientos políticos en relación con el supuesto espionaje con el programa Pegasus podrían provocar que el Decreto de apoyo al campo por la crisis derivada de la guerra en Ucrania no saliese adelante, a pesar de que son una necesidad para todo el sector agrario en etos momentos de crisis.

Por eso, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha pedido a las fuerzas políticas que actúen con responsabilidad y den este jueves 28 un sí unánime al Real Decreto de medidas de apoyo al sector primario. El decreto activará un paquete de ayudas de más de 400 millones de euros para apoyar a los agricultores y ganaderos afectados por el incremento de costes de producción derivado de la guerra en Ucrania.

Las fuerzas catalanas han amenazado con votar no como represalia por el supuesto espionaje con el software Pegasus. Algo “absolutamente irresponsable”, a juicio de UPA, que antepone intereses partidistas a la situación crítica que atraviesan en España miles de agricultores y ganaderos. “Ni las ganaderías de Vic ni las de Lugo ni las de Murcia, por citar solo tres ejemplos, pueden esperar más. Necesitamos apoyo y lo necesitamos ya”, han señalado desde UPA.

La organización ha apelado a todos los partidos políticos para garantizar el sí al decreto, que califican de “insuficiente pero imprescindible”. “Los agricultores y ganaderos vuelven a verse en entredicho por batallas políticas ajenas a los intereses del campo, que son los de todos. Con las cosas de comer no se juega”, concluyen desde UPA.

UPA ha apelado también a la oposición, especialmente al Partido Popular, para que demuestre su apoyo al campo con hechos y respalde la aprobación de este real decreto.