La CIG Ourense ha advertido de la necesidad de aplicar los protocolos de lucha contra los incendios forestales y mejorar la formación de los efectivos para evitar nuevos accidentes durante las labores de extinción como el ocurrido el pasado lunes 18 en Ribas do Sil, donde se vieron involucrados cinco trabajadores.

En un comunicado, esta central sindical ha expresado su apoyo a los compañeros heridos en los incendios forestales y ha recordado que las condiciones actuales, marcadas por las «altísimas temperaturas y baja humedad» multiplican «exponecialmente» los riesgos para los efectivos.

han urgido a la Xunta de Galicia a adoptar «medidas excepcionales» de precaución en la intervención de fuegos

Por este motivo, han urgido a la Xunta de Galicia a adoptar «medidas excepcionales» de precaución en la intervención de fuegos, tras recordar que el trabajo de extinción es «muy peligroso» apelando a la formación.

«El adiestramiento y la formación es imprescindible para minimizar los riesgos y la Xunta de Galicia del PP trata este trabajo como otro cualquiera y no forma al personal de forma adecuada ni aplica protocolos normalizados», han sostenido.

En este sentido, este sindicato exige que se adopten medidas preventivas extraordinarias y se proceda a la formación del personal, mediante protocolos claros y técnicas de autoprotección contra el fuego.

La CIG ha hecho esta valoración después de que cinco efectivos resultasen heridos de diversa consideración, uno de ellos grave, en un incendio registrado en en Ribas de Sil.

Vázquez, a los incendiarios: «Ayer estuvo en peligro la vida de 5 personas»

Por su parte, la conselleira de Medio Rural de Galicia, Ángeles Vázquez, ha mandado un mensaje para los incendiarios, manifestando que ayer -en alusión al incendio de Ribas do Sil que se saldó con cinco heridos, uno grave- «estuvo en peligro» la vida de 5 personas y ha asegurado que «sin incendiarios, desde luego que no hay fuego».

«Es fácil prender fuego, pero es muy difícil saber hasta dónde es capaz de llegar ese fuego», ha advertido la conselleira, que ha aprovechado su intervención en un acto con la patronal de la madera en la Fegamp para expresar su deseo de un «verano sin incidentes».

La titular de Medio Rural ha afirmado que «cuando hay un herido» en las labores de extinción de un incendio «es una mala noticia», consecuencia de las duras e imprevisibles condiciones en las que tienen que trabajar, sometidos a altas temperaturas y a posibles cambios de dirección del viento, como el que causó el accidente en Ribas do Sil.

Así pues, Vázquez ha señalado también que, en este momento, «todos los incendios forestales que había en el día de ayer» han sido ya «estabilizados» y que, de los cinco heridos, cuatro ya han sido dados de alta, mientras que uno continúa ingresado.

(Foto: www.lavozdegalicia.es)