La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha hecho público su balance climático del mes de mayo de 2023, en el que pone de manifiesto que tuvo un carácter normal tanto en temperaturas como en precipitaciones.

Mayo tuvo un carácter normal en cuanto a temperaturas, con una temperatura media sobre la España peninsular de 16,0 °C, valor que queda 0,4 °C por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1991-2020). Se ha tratado del vigésimo mes de mayo más cálido desde el comienzo de la serie en 1961, y del undécimo más cálido del siglo XXI.

Mayo comenzó con un episodio cálido, con temperaturas tanto máximas como mínimas muy por encima de los valores normales, que se extendió durante la primera decena del mes. A partir del día 11 se observó un descenso generalizado de las temperaturas que dio lugar a un episodio frío entre los días 12 y 23, con máximas y mínimas claramente por debajo de las habituales para la época del año. Durante la última semana de mayo las máximas se mantuvieron por debajo de la media, mientras que las mínimas pasaron a tomar, en general, valores cercanos a los normales.

PRECIPITACIONES

El mes de mayo de 2023 tuvo carácter normal en cuanto a precipitaciones, con un valor de precipitación media sobre la España peninsular de 60,0 mm, valor que representa el 106 % del valor normal del mes (periodo de referencia: 1991-2020).

Mayo fue entre normal y seco en la mitad norte peninsular, llegando a muy seco en zonas costeras de Galicia, zonas del interior de Castilla y León y centro de Aragón. En puntos de Cantabria, País Vasco, noreste de Huesca y gran parte de Cataluña, mayo resultó húmedo. Por otra parte, mayo fue entre húmedo y muy húmedo en la mitad sur de la Península llegando a ser extremadamente húmedo en el sur de la Comunitat Valenciana, Murcia y sur de Almería. En Extremadura y las provincias occidentales andaluzas mayo fue normal llegando a seco en algunos puntos. Finalmente, en Baleares mayo ha sido húmedo y en Canarias ha tenido carácter variable.

Durante la primera decena del mes, las precipitaciones afectaron principalmente al tercio norte peninsular y en menos medida al Levante; en la segunda decena, afectaron a casi toda la Península y el archipiélago balear. Finalmente, durante la última decena, las precipitaciones afectaron a todo el territorio, salvo a las islas orientales del archipiélago canario. Las precipitaciones superaron en este último tramo del mes los 30 mm en toda la Península con la excepción de zonas del litoral cantábrico y del valle del Ebro.

Las mayores precipitaciones diarias registradas a lo largo de mayo en observatorios principales correspondieron a Castelló-Almassora con 98,4 mm el día 25, que constituye el dato más alto de su serie desde 1976; Alicante-Elche/Aeropuerto con 56,9 mm el día 22; Almería/Aeropuerto con 53,4 mm registrados también el día 22, que constituye el valor más alto de su serie desde 1976; Palma de Mallorca/Aeropuerto con 52,1 mm, el día 29; Donostia/San Sebastián/Igueldo con 47,8 el día 11 y Tortosa/Roquetes con 42,8 el día 25.

En cuanto a la precipitación total del mes, entre las estaciones principales destacan los 137,5 mm de Alcantarilla, que constituye el valor más alto de su serie desde 1941, Castelló-Almassora con 130 mm acumulados, los 125,7 mm de Alicante-Elche/Aeropuerto que constituye el valor más alto de su serie desde 1967, los 119,5 mm acumulados en Bilbao/Aeropuerto, los 116,2 mm acumulados en Donostia/San Sebastián/Igueldo y los 114,3 mm acumulados en Hondarribia/Malkarroa.