El Valle del Jerte, en el norte de Extremadura, es famoso por la floración de los cerezos en primavera, un increíble espectáculo de más de un millón de árboles que tiñen de blanco las laderas del valle y cuyas flores anuncian la llegada de cerezas y picotas.

La «caprichosa» climatología ha provocado que el inicio de la floración en el Jerte haya coincidido este año con la llegada de un frente frío a la península, que ha hecho que la cota de nieve haya descendido hasta los 500 metros en la comarca cacereña.

Esto ha provocado espectaculares e inusuales imágenes de cerezos en flor sobre bancales nevados.

La floración de los cerezos no se produce todos los años en las mismas fechas ya que depende de las condiciones meteorológicas que haya durante el invierno, aunque lo normal es que se produzca durante los últimos 10 días de marzo y los primeros 10 días de abril.

La floración dura entre 12 y 14 días y es un momento de celebración para toda la comarca que festeja la Fiesta del Cerezo en Flor, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Este año se inaugurará en Cabezuela del Valle el 31 de marzo y la clausura será en Rebollar, el 8 de abril.

Esta fiesta se celebra desde hace ya más de 40 años como un momento de júbilo en el que el agricultor agradece y aplaude la inminente llegada de la próxima cosecha.

A través de una tradición familiar de siglos, los cerezos se cultivan artesanalmente en bancales labrados en las altas montañas del Valle del Jerte, entre manantiales y aire puro.

«Sólo en un entorno único, con un microclima privilegiado, pueden cultivarse las mejores cerezas de España y la Picota del Jerte que es una variedad originaria del Valle», ha destacado hoy en una nota la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte.

Sólo hay cinco variedades certificadas con la DOP: cuatro picotas -Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés- y la única variedad con pedúnculo llamada Navalinda.

Este producto cada vez está más demandado tanto en el mercado nacional como internacional, sobre todo en Alemania y en Reino Unido. El 60 por ciento de la producción de Picotas del Jerte se exporta.