LA UNIÓ Llauradora ha informado que más del 80% de la primera cosecha de ajo tierno de Xàtiva se ha perdido debido a una concatenación de adversidades climáticas y la aparición de hongos que han dañado el cultivo hasta el punto de hacerlo inservible comercialmente.

Se trata de la variedad Camallarga que se empieza a recolectar en octubre y alarga su periodo de comercialización hasta el mes de marzo. Primero las lluvias y luego las elevadas temperaturas desde el inicio del otoño obligaron a retrasar la recolección, pero no ha servido para salvar la primera cosecha y los ajos se han resecado, tienen un calibre inferior al habitual y las hojas poseen manchas y un color amarillento debido al calor y la proliferación de hongos.

Para los productores se trata ya de la segunda campaña consecutiva con problemas, aunque en la actual la situación es bastante peor porque se agrava con la brutal subida de los costes de producción.

“LOS CAMPOS NOS CUESTAN AHORA EL DOBLE DE PRODUCIR PORQUE NO PARAMOS DE ECHAR PRODUCTOS CONTRA LOS HONGOS Y ABONO EN LOS CAMPOS”

Pascual Barberà, responsable del ajo tierno de Xàtiva de LA UNIÓ, indica que “esta campaña todo lo tenemos en contra, no ingresamos casi nada por la venta de nuestros ajos y encima pagamos mucho más por los abonos que por ejemplo han cuadriplicado su precio o los tratamientos contra los hongos”.

Barberà afirma que “los campos nos cuestan ahora el doble de producir porque no paramos de echar productos contra los hongos y abono en los campos, a unos precios desorbitados, y además no tenemos prácticamente cosecha”.

LA UNIÓ pide a los servicios de sanidad vegetal de Conselleria d’Agricultura que analicen los hongos que afectan al cultivo y establezca posibles soluciones para hacer frente a los mismos.

En este sentido propone que se ponga en marcha a través de la investigación pública programas sanitarios para este cultivo tan típico de la capital de La Costera con el objetivo de que se desarrollen métodos de lucha y control específicos contra sus plagas y enfermedades.

Del mismo modo, solicitará una reunión con responsables de la Conselleria de Agricultura para trasladarle esta problemática y la posibilidad de conceder ayudas excepcionales para este cultivo que trabaja en la actualidad para lograr una Denominación de Origen que certifique la gran calidad de una hortaliza muy apreciada por los consumidores y que se cultiva en la localidad de Xàtiva y alrededores.