Más de 500 ovejas podrían haber desaparecido este fin de semana tras la crecida del río Aragón a su paso por la localidad navarra de Cáseda. Tan sólo se habrían salvado 42 animales que se refugiaron en un islote formado en el interior del río, según ha informado la Policía Foral a través de su cuenta de twiter.

Los animales se encontraban en una finca de Cáseda cuando el río Aragón, igual que el resto de fluviales navarros, presentó una importante crecida debido a las lluvias y al deshielo de la nieve de los Pirineos. Al bajar ligeramente el caudal del río, los animales habían desaparecido y los agentes de la Policía Foral tan sólo pudieron encontrar a las 42 ovejas supervivientes que se habían quedado aisladas en el citado islote.

La Policía Foral se encuentra todavía a la espera de recibir la denuncia del ganadero para iniciar una investigación sobre un posible delito de daños. No obstante, el cuerpo policial ya ha advertido del suceso a la Confederación Hidrográfica del Ebro, que tiene las competencias en los ríos de la zona y en estos momentos se encuentran patrullando por las orillas del río en busca de otros animales que se pudieran haber salvado e incluso de la presencia de los cadáveres de las animales desaparecidos.

Las últimas lluvias, junto con el deshielo de la nieve acumulado en los Pirineos ha provocado este fin de semana una importante crecida de los ríos en Navarra que ha activado la prealerta en los servicios de emergencias, aunque no han causado más que pequeños desbordamientos en las zonas cercanas. De hecho, el suceso de las ovejas de Cáseda es el más grave de los registrados hasta el momento, aunque sigue la alerta en toda la Comunidad ante el anuncio de nuevas lluvias para los próximos días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here