Las críticas a la PAC desde Andalucía se mantienen constantes En esta ocasión ha sido el PP quien ha escenificado este lunes 15 su apoyo al frente común formado por las principales organizaciones agrarias regionales (ASAJA, COAG y UPA y Cooperativas Agro-alimentarias) contra los planes del ministro Luis Planas durante una visita a una explotación agrícola y ganadera de Jerez, que sólo con el decreto de convergencia perderá un 13% de las ayudas que percibía hasta ahora. y es que, como señalaron los responsables agrarios, «no sabemos qué hay detrás del decreto, pero no esperábamos que un ministro con un sólo decreto pudiera hacer tanto daño al campo de la provincia”

La delegada del Gobierno en la provincia, Ana Mestre, al frente de una amplia representación de cargos públicos y orgánicos del Partido Popular en la provincia, y los responsables del sector Pedro Gallardo (Asaja), Miguel Pérez (Coag), Azucena González (UPA) y Juan Carlos Barroso (Cooperativas Agroalimentarias) han denunciado el “ataque frontal” que supone para el modelo de agricultura provincial la estrategia puesta en marcha por el Ministerio, al que exigen la derogación de la “convergencia exprés”, así como “transparencia y diálogo” para la aplicación de la nueva PAC a partir de 2023.

“Alzamos la voz todos a una para reclamar una PAC justa y para denunciar lo que está haciendo Planas, el acoso y derribo al sector; no nos vamos a callar ni vamos a sucumbir para, de la mano del sector, pedir diálogo frente al autoritarismo y el engaño del Gobierno de España”, ha manifestado Mestre, quien ha arremetido contra el titular de la cartera de Agricultura por el “acelerón innecesario, que sólo en la transición va a provocar grandes pérdidas en la agricultura y en el empleo y la riqueza que generan”, al tiempo que ha criticado el “silencio sospechoso” del PSOE.

PP de Jerez y sector han recordado que la convergencia acelerada en el bienio 2021-22 es una decisión “unilateral” adoptada por el Ministerio en contra incluso de la recomendación de Bruselas, que aboga por una transición “suave” hasta 2026, y que ahondará en el “empobrecimiento del campo”.

“NO ES NECESARIA ESTA CONVERGENCIA Y UN MINISTRO ANDALUZ NO PUEDE IR EN CONTRA DE LOS INTERESES DE LOS ANDALUCES”

La secretaria general de UPA-Cádiz, Azucena González, ha significado que “no es necesaria esta convergencia, que perjudica a las explotaciones de la provincia”, al tiempo que saludó el apoyo del PP como dijo que haría con “cualquier iniciativa de cualquier partido” en estos momentos de especial dificultad para el campo, según recoge Ángel Espejo en diariodejerez.es.

Para el gerente de la federación provincial de Cooperativas Agroalimentarias, Juan Carlos Barroso, “un ministro andaluz no puede ir en contra de los intereses de los andaluces”, por lo que ha insistido en el mensaje unitario lanzado por el sector en Andalucía: “rectificación o dimisión”.

El secretario provincial de Coag, Miguel Pérez, ha defendido la fortaleza del acuerdo base alcanzado por las organizaciones frente a la posición del Gobierno central, pues “no esperábamos que un ministro con un sólo decreto pudiera hacer tanto daño al campo de la provincia”.

Pérez ha rebatido los “mantras” de Planas para justificar la nueva PAC, toda vez que ha subrayado que Bruselas lo que pide es que “ante realidades iguales se cobre lo mismo”, pero la estrategia del Ministerio “no tiene en cuenta la diversidad del campo de la provincia”.

“El recorte a los agricultores no es la solución para la España vaciada y va a ahondar en los problemas del campo andaluz”, ha declarado Pérez, quien reclama la necesidad de “un estudio del impacto económico en nuestro territorio porque la PAC va a marcar un antes y un después en el campo de la provincia”. “No sabemos que hay detrás del decreto, pero provoca un daño gratuito en la agricultura de la provincia y va a cambiar a peor nuestra realidad productiva”.

El presidente de Asaja-Cádiz, Pedro Gallardo, ha criticado igualmente una transición acelerada que va a generar unas pérdidas en la provincia de 60 millones de euros en el periodo transitorio–30 millones al año–.

“El decreto es sólo el aperitivo de la reforma, que a partir de 2013 va a dar mucho dolor de cabeza”, ha indicado Gallardo, quien lamenta la “opacidad total del Ministerio y la falta de sensibilidad del Gobierno, sobre todo con el sector ganadero”.

En este sentido, el responsable de Asaja-Cádiz ha explicado que la tasa plana o “café para todos” que plantea el ministro en la nueva PAC “se entiende en países del norte de Europa con una agricultura homogénea como Polonia, Alemania, Francia… no en países con una diversidad como España, donde hay que poner en valor esa diversidad y la riqueza que genera la agricultura”. “Con las cosas de comer no se juega y esta es la peor PAC en el peor momento, pues compromete las inversiones realizadas, la incorporación de jóvenes… y el Gobierno tiene que decidir si está con la agricultura o está en contra;o se está o no se está”, apostilló.