El Gobierno de Marruecos autorizó a la compañía estatal Oficina Jerifiana de Fosfatos (OCP, líder mundial en exportación de fosfatos) crear una empresa conjunta con la española Fertinagro Biotech S.L. para la producción y comercialización de fertilizantes y desarrollar la investigación en este ámbito.

El permiso oficial se hizo saber en un decreto firmado por el presidente del Gobierno, Aziz Ajanuch, y la ministra de Economía, Nadia Fatah Alaui, y publicado en el último Boletín Oficial que este domingo 29 recoge la prensa local.

La empresa que se llamará «Fertinagro OCP Organic Biosolutions» se creará con un capital de 25 millones de euros.

Según el decreto, se prevé que el volumen de negocios inicial de la empresa (cerca de 4,4 millones de euros) aumente hasta 98,4 millones de euros en 2029, con un crecimiento anual del 47 %.

La misma nota recordó que el Gobierno marroquí autorizó a su empresa estatal OCP la adquisición del 20 % del capital de la empresa española Fertinagro Biotech mediante el decreto 2.18.655 del 14 de septiembre de 2018.

El volumen de negocios de OCP se situó en 25.328 millones de dirhams (2,380 millones de euros) en el primer trimestre de este año, con un aumento del 77 % en comparación con el mismo período en 2021.

Cabe recordar que la empresa Fertinagro Biotech, perteneciente al grupo turolense Térvalis, ha puesto en marcha recientemente en su fábrica de Utrillas (Cuencas Mineras) una innovadora planta para la producción de biofertilizantes, un sector que la compañía quiere liderar a nivel europeo. Estos abonos proporcionan soluciones sostenibles a todos los productores de alimentos en su necesidad de cumplir con los objetivos medioambientales.

La planta ha supuesto unainversión total de 26 millones de euros,20 de ellos en propiedad intelectual y otros seis en activos fijos. La producción anual rondará los 5.000 toneladas, lo que la convierte en la fábrica de biofertilizantes más grande de Europa.