La Comunidad de Madrid ha iniciado los trabajos para la puesta en marcha del Plan de Gestión del lobo, con el que, entre otras medidas, se podrá recuperar las majadas en las zonas de montaña y se facilitará la instalación de cercados eléctricos para minimizar los ataques de este animal al ganado.

Así lo ha manifestado el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, tras presidir la primera mesa de trabajo que ha contado con la participación de representantes de asociaciones conservacionistas, de ganaderos y agentes del Seprona.

La Comunidad adoptará varias medidas para «minimizar los ataques del lobo al ganado»

«Es una iniciativa muy importante para la Comunidad de Madrid y que los colectivos ganaderos y las entidades conservacionistas nos habían pedido», ha asegurado González.

CERCADOS ELECTRONICOS MADRID LOBODe esta primera reunión han surgido varias medidas para «minimizar los ataques del lobo al ganado», como recuperar las majadas en las zonas de montaña, la instalación de cercados eléctricos y la tenencia de perros mastines para protegerlo.

Además de estas medidas, el Gobierno regional facilitará una línea de subvenciones para paliar las pérdidas económicas ocasionadas por los ataques, cuya cuantía asciende a 60.000 euros.

El titular de Medio Ambiente ha señalado que es una mesa de trabajo «pionera que pondrá el valor la defensa del lobo como animal protegido».