El presidente de Francia, el socioliberal Emmanuel Macron, nombró este emiércoles 21 a cuatro nuevos ministros, entre ellos al titular de Agricultura, una cartera que ocupará el socialista Stéphane Travert en sustitución de Jacques Mezard, que pasará a ser ministro de Cohesión Territorial.

Se trata de la primera remodelación gubernamental un mes después de asumir el mando del país, que afecta a los ministerios de Justicia, Defensa, Agricultura y Asuntos Europeos.

El nuevo ministro de Agricultura tendrá que enfrentarse a varios frentes importantes, ya que la agricultura gala pasa por un momento de crisis muy fuerte, con problema de producción por la sequía y las heladas, una caída de precios en origen y un conflicto asi permanente con los agricultores y viticultores españoles, que se han caracterizado en asaltos y ataques a los productos hispanos y con la apertura de un Comité hispano-francés para evitar estas situaciones que aún no ha comenzado a trabajar.

El último, cuando una veintena de agricultores franceses han lanzado decenas de toneladas de melocotones, nectarinas y albaricoques delante de una tienda Leader Price que se encuentra en las proximidades del mercado mayorista de Saint Charles, a las afueras de Perpignan.

Los cambios en el Ejecutivo, que se producen después de que el partido de Macron, La República en Marcha (LREM), ganase las elecciones legislativas del pasado domingo con mayoría absoluta, fueron por ello más profundos de lo esperado,

El resto del gabinete se mantiene y siguen en sus cargos, entre otros, el primer ministro, el conservador Édouard Philippe; el de Exteriores, el socialista Jean-Yves Le Drian; el de Interior, el también socialista Gérard Collomb; el de Economía, el conservador Bruno Le Maire y el de Ecología, Nicolas Hulot.