El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha visitado este viernes 21 en Montilla (Córdoba) Bodegas Robles, una empresa de carácter familiar creada hace 95 años y significada en los últimos años por su producción de vino ecológico, y de la que ha destacado su apuesta por la calidad, la excelencia y la sostenibilidad para garantizarse un futuro.

 De forma particular, ha destacado el uso de cubiertas vegetales en los viñedos con variedades silvestres autóctonas, que aportan cualidades diferenciadas a sus vinos. Esta forma de cultivar, ha señalado, es un paradigma de las prácticas que se tratan de desarrollar en la próxima PAC.

 Bodegas Robles cuenta, entre otros reconocimientos, con dos premios del ministerio: Mejor Empresa Ecológica en España 2006 y Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica 2014. Su actividad de completa con productos innovadores como aliños, reducciones y gelatinas, y con una labor de promoción de la cocina andalusí en colaboración con el cocinero Paco Morales, lo que según el ministro constituye un ejemplo de sinergia entre alimentos y gastronomía para conseguir mayor valor añadido.

 El ministro ha recordado que España es lider de la producción de vino ecológico en el mundo, con más de 130.000 hectáreas, y unas exportaciones por valor estimado en 70 millones de euros. Andalucía cuenta con 1.322 hectáreas de viñedo ecológico, de las que 188 se localizan en la provincia de Córdoba.

 Ha reiterado también el compromiso del Gobierno con el sector vitivinícola, que es uno de los pilares fundamentales de la producción agroalimentaria española, caracterizado por la excelencia y gran variedad de vinos, con un marcado carácter exportador. Como ejemplo de este apoyo ha mencionado el acuerdo alcanzado antes de ayer en Conferencia Sectorial para la distribución entre las comunidades autónomas de 51,7 millones de euros para financiar 799 programas de promoción del vino en terceros países. De esta cantidad, a Andalucía le corresponden 3,4 millones para 72 programas.

 La DOP Montilla-Moriles es una de las más antiguas de España y tiene inscritas 4.772 hectáreas y 54 bodegas repartidas entre 17 municipios del sur de la provincia de Córdoba. En el último año, se comercializaron vinos de esta DOP por valor de 35,4 millones de euros, el 93 % de ellos en el mercado nacional.