Los viticultores franceses vuelven a insistir en sus ataques al vino español. En esta ocasión la protesta se ha centrado en tres supermercados de Nimes, en el sur de Francia, donde han destruido este jueves 30 docenas de botellas de vino de origen español o de la UE. De esta forma, los agricultores protestan en contra de lo que consideran una práctica de competencia desleal, a la vez que instan a los ciudadanos franceses a consumir vino galo y desechar la “mediocridad” del español.

Tras un llamamiento de dos asociaciones locales, los viticultores franceses entraron en los locales y cogieron las botellas de vino español y europeo para posteriormente destruirlas en la puerta de estos supermercados. Todo ello se delante de los responsables de los supermercados y los clientes de los mismos, según informó un periodista de la AFP.

Los productores de vino de la región de Gard, al sur del país, han denunciado en varias ocasiones el etiquetado del vino español, que consideran que engaña a los consumidores del país.

En este caso, los viticultores franceses denuncian que en las estantería del supermercado se podían leer carteles en los que se destacaba el bajo precio de los vinos españoles y europeos. “Esto es indignante”, aseguró Xavier Fabre, un portavoz de la Unión de enólogos de Gard (SVG), que amenazó con que “volveremos mañana y la próxima semana y seremos aún más.

“La rabia provocada por esta competencia desleal es a la vez comprensible y difícil de controlar”, reconoce Delphine Fernandez jóvenes agricultores Gard. En enero, dos camiones cisterna que contienen vino español fueron derramados en dos departamentos del sur de Francia, lo que provocó las protestas oficiales del gobierno español.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here