Este 3 de noviembre se celebra el «Día Mundial One Heallth (una Salud)». El concepto ‘Una sola salud’ fue introducido a comienzos de la década del año 2000, resumiendo en pocas palabras una noción conocida desde hace más de un siglo, que la salud humana, la sanidad animal y la del medio ambiente son interdependientes y están vinculadas.Y en este sentido, los veterinarios destacan su papel clave en la sociedad y recuerdan que son esenciales en la salud de todos.

Por este motivo, el Colegio de Veterinarios de Madrid ha editado una infografía (VER), en la que se destaca el papel clave de los veterinarios en la prevención y control de las pandemias. Tal y como reza el «eslogan» de la infografía, los veterinarios somos «Esenciales en la Salud de Todos».

Las enfermedades de origen animal a las que el hombre es sensible (zoonosis), como la influenza aviar, la rabia, la fiebre del Valle del Rift, la brucelosis, la fiebre del Nilo Occidental, representan riesgos mundiales para la salud pública. Otras enfermedades de transmisión esencialmente de persona a persona circulan en animales o tienen un reservorio animal identificado y pueden causar graves crisis sanitarias como ha quedado de manifiesto con la pademia de COVID-19 que estamos viviendo.

Según las directrices de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), el control de todos los patógenos zoonósicos (transmisibles del animal al hombre) en su origen animal, es la solución más eficaz y más económica para proteger al hombre. Los Servicios Veterinarios, públicos y privados, tienen un papel esencial en la elaboración e implementación de políticas de gestión de los riesgos sanitarios derivados de dichos agentes infecciosos.

En el «Día Mundial One Heallth (una Salud)», los veterinarios ponen en valor su papel no solo para la sociedad sino también para un sector ganadero que nunca se debe olvidar.