El grupo Verde/ALE del Parlamento Europeo (PE) se movilizó este jueves 7 en Bruselas para demandar la implantación obligatoria del precinto Nutriscore, un nuevo modelo de etiquetado nutricional basado en una escala de colores, en toda la Unión Europea (UE).

Cabe recordar que esta precinto Nutriscore afectaría directamente al aceite español, hasta al punto de que las autoridades españolas han negociado con sus homólogos franceses poder hacer “alguna excepción” con el aceite de oliva a la hora de aplicar el sistema de etiquetado frontal voluntario Nutriscore para que este producto no salga perjudicado.

Un total de doce eurodiputados se concentraron a las puertas de un supermercado de la cadena belga ‘Delhaize’ situado en la Plaza de Luxemburgo, cerca del hemiciclo, y etiquetaron los productos estrella de las grandes empresas agroalimentarias que han rechazado utilizar dicho sistema.

Los eurodiputados pretendían impulsar la modificación de la normativa europea actual sobre el etiquetado de los alimentos para obligar a todos los fabricantes a incluir el precinto Nutriscore en la parte delantera de sus productos, ya que, según apuntaron en un comunicado, «algunos estudios ya han demostrado sus beneficios para la salud».

Este modelo de etiquetado, que fue impulsado por el Gobierno español a finales de 2018, es de carácter voluntario en España y sirve de complemento para el obligatorio, regulado a nivel europeo y que exige incluir la cantidad de calorías, grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal que lleva un producto por cada 100 gramos o mililitros.

El logotipo Nutriscore consiste en un sistema de cinco letras (de la A a la E) y cinco colores (del verde oscuro al rojo)según la composición de los alimentos y se supone que presenta de un vistazo la calidad nutricional de los productos, siendo A lo más saludable.

Este sistema respondería a los problemas que, según los verdes, presenta el modelo de información sobre la calidad nutricional actualmente implantado en la UE, tales como tablas poco claras y ubicadas en la parte posterior del envasado.

(Fotos: twiter)