La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha puntualizado que el reconocimiento de la categoría de bombero forestal a los trabajadores de las Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) no le corresponde al Gobierno sino que es una cuestión a negociar entre los representantes de los trabajadores y la empresa que los contrata.

En todo caso, la ministra ha confirmado que la empresa pública TRAGSA y los representantes de los trabajadores las BRIF han llegado a un preacuerdo en el que aceptan la definición propuesta para bombero forestal.

En respuesta a una pregunta del diputado Rafael Mayoral, en la Sesión de control al Gobierno del Congreso de los Diputados, García Tejerina ha señalado este miércoles 27 que este preacuerdo ha sido firmado por la mayoría de los sindicatos representantes de los trabajadores y que cuenta con el visto bueno del Ministerio.

MEJORA DE LAS CONDICIONES LABORALES

En su comparecencia, la ministra ha resaltado el “importante esfuerzo” que ha hecho este Gobierno para mejorar las condiciones que tenían las BRIF en 2011. Así, una de las primeras decisiones que tomó el ministro Miguel Arias Cañete fue dar continuidad a la contratación de estas brigadas.

De esta forma, ha añadido, hoy los trabajadores de las BRIF tienen un empleo la práctica totalidad del año, porque el Gobierno ha ido ampliando la duración de los trabajos de prevención. También tienen un horizonte de estabilidad debido al carácter plurianual de las encomiendas a su empresa (TRAGSA), “algo que no se hacía anteriormente”.

Asimismo, García Tejerina ha asegurado que las BRIF cuentan con el mejor equipamiento personal y material de trabajo, además de disponer de permanente formación y de preparadores físicos en cada base.

Además, la ministra ha avanzado que este mismo año se iniciará la reforma y construcción de nuevas bases, a lo largo de un plan para cinco años. Según ha puntualizado, este plan comenzará con la reforma de la base de La Iglesuela, en Castilla-La Mancha.

En definitiva, García Tejerina ha reiterado el compromiso del Gobierno con los 545 trabajadores que forman el dispositivo de las BRIF, “cuya situación hoy no tiene nada que ver con su situación en el año 2011”.