Los socios de ACOR percibirán por la colza contratada y entregada en su Cooperativa un precio final de 667 euros por tonelada en una campaña marcada por el récord de superficie, la volatilidad en los mercados y las condiciones meteorológicas adversas que han disminuido los rendimientos. Para el girasol , cuya recepción comienza el lunes, se pagará un mínimo de entre 630 y 700

Como es habitual, los socios recibieron a los 30 días de la entrega de la mercancía, en julio y agosto, un anticipo del precio mínimo garantizado por la Cooperativa, que la situó en 600 euros por tonelada de colza (al principio del otoño se fijó en 400 euros/tonelada).

En los próximos días se producirá una segunda liquidación en la que se aplican las primas o descuentos de acuerdo con los parámetros de calidad de la colza entregada, en función de su humedad, impurezas y contenido graso (calidad tipo 9-2-42).

Hay que destacar que el precio final acordado por la Cooperativa es de 655 euros/tonelada para todas las entregas a lo que se suma un complemento de 12 euros para todos los socios de ACOR por la totalidad de la colza contratada y entregada, que alcanzarán así los 667 euros.

CAÍDA DE RENDIMIENTOS

Las dificultades meteorológicas a lo largo de toda la campaña han provocado un descenso en los rendimientos medios en Castilla y León, que han oscilado entre los 1.100-1.300 Kg/ha. en secano y los 3.000-3.400 Kg./ha en regadío, por debajo de lo que se considera un año normal-bueno (de 1.800-2.000 kg/ha en secano y hasta 4.000 Kg./ha en regadío).

En este sentido, Javier Narváez, Coordinador del Servicio Agronómico y de Cultivos de ACOR, ha señalado que “afortunadamente, el buen precio que pagará ACOR esta campaña por la colza entregada por sus socios compensará en parte la pérdida de rendimientos que ha sufrido esta oleaginosa respecto al año pasado de hasta un 40%, especialmente en secano, debido a las heladas tardías del mes de abril y la falta de agua y altas temperaturas de los meses de mayo y junio”.

Se pone fin así a una campaña histórica en la que la superficie de colza en Castilla y León ha sido de 60.263 hectáreas, casi 20.000 más que el año pasado (y 118.000 en el conjunto de España, lo que significa que Castilla y León representa más del 51% de la superficie de colza nacional).

Las siembras de colza esta campaña, tanto en Castilla y León como en España, son las cifras más altas de la historia alcanzadas para este cultivo.

EL LUNES ARRANCA LA RECEPCIÓN DE GIRASOL CON UN MÍNIMO DE ENTRE 630 Y 700 EUROS LA TONELADA

Por otro lado, la campaña de recepción del girasol contratado por los socios de la Cooperativa comienza este lunes, 5 de septiembre, en la Planta de Tratamiento de Aceites y Oleaginosas de Olmedo. Ya se han empezado a formalizar los contratos de compraventa.

El Consejo Rector de ACOR ha aprobado un precio base garantizado de carácter mínimo de 630 euros/tonelada para la pipa de girasol clásico, junto a una prima de 70 euros/tonelada en el caso del girasol alto oleico. Al final de la campaña se determinará el precio final de liquidación en función de la evolución del mercado durante el periodo de entregas que finalizará el 22 de octubre.

La superficie de girasol en Castilla y León, con 388.100 hectáreas, representa el 47% de toda la superficie sembrada en España, lo que supone un incremento de un 55% respecto al pasado año (250.894 ha). Sin embargo, no son las cifras más altas de la historia de este cultivo, en el año 1993 se superaron el medio millón de hectáreas en la Comunidad.

Los rendimientos en las primeras parcelas que han sido cosechadas no han sido nada buenos y podrían situarse entre los peores de la última década. La falta de lluvia y las exageradas temperaturas, igual que ha ocurrido con la colza, en los meses de julio y agosto ha impedido un buen desarrollo del cultivo.