Los robos durante la última campaña agrícola de la aceituna se redujeron en un 41,62% en Badajoz, provincia donde se dan la mayor parte de estas infracciones en Extremadura.

La delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera, ha explicado en rueda de prensa que las infracciones penales pasaron de las 197 de la anterior campaña a las 115 en la actual, lo que permitió que los kilos sustraídos se redujesen en un 29 por ciento.

Así, se pasó de los 516.520 kilos de aceituna robados durante el pasado año a los 366.681 en esta campaña, y además se recuperaron en este ejercicio un total de 135.779 kilos, 81.664 más que en 2016 en la provincia de Badajoz.

El incremento de las labores de vigilancia y control o la aprobación del decreto sobre trazabilidad de uvas y aceitunas, texto que entró en vigor el pasado 21 de octubre, son algunas de las razones que explican estos descensos, ha manifestado el teniente coronel de la Guardia Civil José María Rangel.

Asimismo, también se ha recordado que durante la presente campaña, donde se han producido tres operaciones policiales de mucha relevancia contra estos delitos, se ha detenido a un total de 36 personas.