La Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) de la Masa Mancha Occidental II ha alertado este lunes sobre la situación «límite» que viven algunos regantes de esta CUAS debido al retraso administrativo en la resolución de expedientes de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG).

En concreto, los expedientes relativos a acciones habituales y contempladas por normativa, como el paso a concesiones o modificaciones de características; solicitudes de limpiezas de pozos; ampliaciones de perímetros de riego o cambios de emplazamientos tienen una demora de cuatro o cinco años, y algunos expedientes acumulan un retraso de hasta siente años.

Según ha informado esta CUAS en un comunicado de prensa, «estos plazos de espera no se dan en ninguna otra administración de España y nos ponen en una situación al límite».

Este retraso administrativo provoca que los solicitantes no puedan regar mientras esperan la resolución de la CHG, con el consiguiente cese de su actividad, pérdida de cosechas, imposibilidad de acometer inversiones ni proyectos agronómicos, lo que se traduce en «un grave perjuicio económico para sus explotaciones», tal y como han denunciado los regantes.

EN OTRAS CH DE ESPAÑA SE PUEDE REALIZAR LA ACTIVIDAD NORMAL DESDE LA PRESENTACIÓN DE LA PROPIA SOLICITUD, MEDIANTE AUTORIZACIONES PROVISIONALES

Además, este «inmenso retraso» motiva mayores irregularidades y dificultades en el uso correcto y eficiente del recurso y deja al sectyor en una situación límite.

La asociación de regantes de Mancha Occidental II ha señalado que en otras confederaciones hidrológicas de España se puede realizar la actividad normal desde la presentación de la propia solicitud, mediante autorizaciones provisionales.

Ante esta situación van a elevar esta problemática a diversas administraciones, órganos y entidades para su denuncia.

Asimismo, ha exigido que se dote a la CHG con una plantilla de trabajadores acorde, pues de la labor de este organismo dependen miles de usuarios de Mancha Occidental II y de toda la cuenca del Guadiana.

En ese sentido, la CUAS Mancha Occidental II ha reiterado su ofrecimiento para asumir nuevas encomiendas y ha apuntado que una mayor agilidad favorecería la generación de riqueza y empleo en el sector primario, que han situado como un motor socioeconómico de las localidades del ámbito de esta Comunidad, afectadas también por la paulatina despoblación por escasez de oportunidades laborales, en especial, para la población más joven.

Por último, Mancha Occidental II ha incidido en la importancia del regadío sostenible para la generación de riqueza, desarrollo socioeconómico o fijación de población en una zona de España donde el sector agropecuario es esencial.

Y han defendido que el agua empleada «no se usa para llenar piscinas o regar campos de golf sino para la producción de alimentos de calidad para abastecer a toda la sociedad, incluso en una época tan complicada como la actual».