Espárragos, alcachofas, pimientos del piquillo, aceite, vino, arroz, quesos, miel, frutos secos, derivados cárnicos, ajos o patxaran serán algunos de los productos típicos navarros que se comercializarán este próximo fin de semana en la feria agrícola Lurrama, sita en la feria de muestras de Irati, en Biarritz.

Será la decimocuarta edición de un evento que dará a conocer el trabajo elaborado “por productores que tienen un compromiso con la tierra y con sus pueblos, desde una perspectiva agroecológica y por una economía social”, explicó el vicepresidente de Bizilur, Aritz Ganboa. “Vamos a representar una realidad variada y rica, que estamos orgullosos de exponer”, amplió, en lo que será la participación de una veintena de productores navarros.

Por su parte, el presidente de EHNE-Nafarroa, Imanol Ibero, ha destacado que Lurrama es un espacio donde se defiende “un modelo agrario que, además de rentas dignas para las personas que se dedican a ello, genera consecuencias colaterales positivas, manteniendo el paisaje, enriqueciendo los suelos, secuestrando carbono, manteniendo los pueblos vivos y dinámicos, ligados a la actividad agroganadera, y produciendo alimentos de calidad para la comunidad”.

En la feria habrá una representación institucional de Navarra en la figura del gerente de INTIA, Juan Manuel Intxaurrandieta, un organismo que ha colaborado activamente y facilitado la presencia de los productores navarros en este evento aportando infraestructura y redes de comercialización.

En este sentido, la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, agradeció a Lurrama la elección de Navarra como entidad invitada, por lo que supone de “escaparate para nuestros productos y productores, detrás de los cuales hay una forma de vida”. “Se trata de ferias que nos deben hacer reflexionar sobre cuál es nuestro modelo de consumo e incidir en la importancia del consumo de proximidad. Comprando producto local contribuimos a cuidar el entorno, a reducir la emisión de gases de efecto invernadero, favorecemos la economía local y mantenemos esas zonas rurales que luchan contra el despoblamiento”.

Además de la feria de productos navarros, Lurrama acogerá exposiciones, eventos gastronómicos, talleres escolares, conferencias, animaciones y pondrá especial énfasis en esta edición en la lucha contra el cambio climático, reconociendo Iker Elosegi, representante de Euskal Herriko Laborantza Ganbara, asociación impulsora de la feria, que “la agricultura es una de las causantes de este problema, pero al mismo tiempo los agricultores somos las primeras víctimas de ello”. También destacó que es la primera vez que se invita a una región que no sea del Estado francés, “pero teníamos muchas ganas de hacerlo con territorios cercanos y así surgió la idea de que fuera Navarra, que ha respondido de manera muy satisfactoria”.