La organización agraria ASAJA de Salamanca ha hecho un llamamiento a los agricultores y, especialmente a los productores de maíz, para concentrarse el 15 de octubre frente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y hacer frente, así, a las medidas que se pretenden imponer al cultivo para cumplir con la nueva PAC y reclamar que se excluya a este cultivo de las exigencias de la PAC.

Como ya avanzó ASAJA Salamanca en comunicados anteriores, el Plan Estratégico de la PAC podría incluir preceptos desmesurados que sólo conseguirá que numerosos productores de maíz abandonen la actividad. ASAJA Salamanca vaticina numerosas pérdidas no sólo económicas sino productivas. Uno de los motivos principales de las pérdidas es la imposición en la condicionalidad reforzada de la rotación de cultivos a nivel de parcela, además de prácticas en los ecoesquemas que suponen serias dificultades para acceder a los mismos.

Por ello, ASAJA pide al Gobierno que facilite una condicionalidad reforzada basada en la diversificación y unas prácticas de ecoesquemas que permitan mantener la rentabilidad de las explotaciones de herbáceos, entre las que se incluyen las que pueden ser las más afectadas por esta propuesta de reforma como las explotaciones de regadío y, con ello, el maíz.

Ya son dos provincias en Castilla y León, ASAJA Salamanca junto a ASAJA León, que convocan la concentración para el 15 de octubre con el objeto de que el MAPA saque a este cultivo de las exigencias de la PAC, al consierar que se trata de «una norma carente de fundamento agronómico y que sólo perjudica a la rentabilidad de las explotaciones y a la producción».

Según los datos de la Junta de Castilla y León, Salamanca es la segunda provincia, tras León, con más hectáreas dedicadas al maíz, 17.452. La rotación obligatoria en parcelas provocará la pérdida de la producción salmantina y contribuirá a que el conjunto español siga siendo deficitario en este producto, cuya demanda no puede satisfacer.