Las cooperativas de frutos secos de la Comunitat Valenciana prevén una producción de 4.845 toneladas en la presente campaña, apenas la mitad de las 9.500 toneladas que se produjeron el año pasado, todo ello pese al incremento del 4,48 % en la superficie cultivada por parte de los productores de frutos secos.

Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana ha celebrado una jornada técnica de frutos secos en la Cooperativa de Viver, en la que se han abordado diferentes cuestiones relacionadas con la actualidad del sector, ha informado esta organización en un comunicado.

En el inicio de esta jornada, el presidente de la sectorial de Frutos Secos, José Feltrer, y la técnica sectorial, Ana Limiñana, han desglosado las principales magnitudes y tendencias relacionadas con estos cultivos.

Feltrer ha incidido en que la jornada celebrada sirve en primer lugar para «hacer balance de una campaña 21/22 que podemos considerar buena por diferentes motivos», entre los que citado «un clima más benévolo, que permitió incrementar un 33 % la producción respecto a la campaña anterior» y «el buen rendimiento comercial de la almendra ecológica o de la variedad Marcona en cultivo tradicional».

De igual forma, ha valorado el comportamiento comercial de la algarroba, que se consolida desde hace años como una interesante alternativa a otras producciones de frutos secos.

En su análisis de la situación del sector también ha hecho referencia a los puntos negativos de la campaña anterior, tales como el volumen de importaciones de almendra procedentes de Estados Unidos o la situación en materia de sanidad vegetal, con preocupación especial por el impacto de la avispilla del almendro y, desde hace ya varios años, de la Xylella fastidiosa.

En lo referente a esta campaña, y según los datos publicados recientemente por la Mesa Nacional, la producción nacional se estima que alcanzará las 61.684 t., frente a las 87.125 t. de la campaña anterior, lo que supone un descenso de un 29,27 %.

Esta cifra contrasta con el incremento de la superficie productiva en un 7,99%, pasando de 483.000 has a más de 522.000 has.

En la Comunitat los productores de frutos secos esperan  un descenso de la producción todavía más acusado, pasando de 9.500 t. a 4.845 t., un 49 % menos que en la campaña 21/22.

Pese a este descenso, la Comunitat Valenciana será la cuarta región productiva a nivel nacional, únicamente por detrás de Andalucía, Extremadura y Murcia, han indicado las mismas fuentes.

José Feltrer ha achacado este descenso productivo a las heladas registradas a principios del pasado mes de abril, una situación que causa «preocupación» en el sector y que ha sido trasladada a por escrito a la Administración autonómica para trabajar en la búsqueda de soluciones que ayuden a los productores afectados.