Poco a poco, cada vez hay más voces en Europa que están planteando que la aplicación de la nueva PAC no se haga en los plazos previstos. Lo ha dicho Italia, se han oído voces en España, incluido Planas con respecto al cultivo en barbecho, y ahora ha sido el ministro de Agricultura alemán, Cem Özdemir, quien está presionando a la Comisión Europea para que posponga una nueva regulación sobre la rotación de cultivos para que los agricultores puedan cultivar más trigo en vista de la guerra en Ucrania, según informa EURACTIV.

Özdemir ha solicitado que las nuevas reglas sobre rotación de cultivos, que se supone que se aplicarán a partir de 2023, entren en vigor un año después, dijo Özdemir en un comunicado publicado el miércoles (11 de mayo).

De acuerdo con las nuevas regulaciones, los agricultores no pueden cultivar el mismo cultivo principal en la misma tierra cultivable durante dos años seguidos. Por ejemplo, si se cultivó trigo de invierno en un campo en un año, el año siguiente se tendría que cultivar maíz, colza o cultivos similares.

“La guerra de agresión rusa contra Ucrania y los efectos sobre la seguridad alimentaria mundial son una preocupación para todos nosotros”, dijo Özdemir, señalando que su solicitud se basa en los mercados mundiales de granos actualmente tensos.

“Por lo tanto, estoy presionando a Bruselas para que retrase el nuevo esquema de rotación de cultivos para que nuestros agricultores puedan producir más trigo”, dijo el ministro de agricultura de Alemania, y agregó que, de lo contrario, ya no se podría cultivar trigo en muchos campos este otoño.

FACILITANDO EL TRABAJO A LOS AGRICULTORES

Alemania no depende de las exportaciones de cereales de Ucrania o Rusia, pero es en sí misma un importante proveedor mundial de trigo, con una cuota de mercado del 5% en 2020.

Según Özdemir, posponer las reglas de rotación de cultivos es una mejor manera de aumentar la producción de granos que permitir que los agricultores produzcan cultivos en tierras en barbecho y otras áreas protegidas.

Esta última medida fue propuesta por la Comisión Europea en su reciente comunicación sobre seguridad alimentaria, pero Alemania optó por liberar únicamente áreas protegidas para uso forrajero.

El reglamento sobre rotación de cultivos, conocido como el “estándar GAEC 7” en la PAC reformada, es parte de las llamadas reglas de condicionalidad que solo permiten a los agricultores recibir pagos directos de la PAC si cumplen un conjunto de requisitos mínimos.