A los cereales parece que les está pasando lo mismo que al resto de producciones agrícolas. Cuando comenzó la crisis del coronavirus hubo un repunte en las cotizaciones y poco a poco empiezan a bajar. Así, tras varias subidas, los precios de los cereales bajaron en la semana 14 (del 30 de marzo al 5 de abril de 2020) en los mercados mayoristas, a excepción del trigo duro y la cebada de malta, según los datos difundidos este lunes por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

El precio del trigo blando se situó en 207,45 euros/tonelada (-0,25 % respecto a la semana anterior). El maíz cotizó a 187,21 euros/tonelada (-0,03 %) y la cebada a 183,38 (-0,27%).

En contraste, la cotizaciones del trigo duro ascendió a 269,17 euros/tonelada (+1,51 %) y el de la cebada de malta permaneció en los 183,75 euros/tonelada que ya registró en semanas anteriores.

Desde que comenzó 2020 han subido los siguientes precios de los cereales: el 3,16 % el trigo blando; el 3,80 % el maíz; el 6,74 % el trigo duro; y el 0,90 % la cebada.

En el mercado de proteínas y coproductos, la evolución de las cotizaciones desde el pasado 1 de enero ha sido positiva para la pipa de girasol (345 €/t, +8,7 %), colza (235,00 €/t, +22,55 %), soja (335 €/t, +10,15 %) y cascarilla (159 €/t, +10,06 %), mientras que el precio de la pulpa (190 €/t) ha bajado un -1,05 %.

La producción mundial de cereales podría alcanza un nuevo récord

Por otro lado, la producción mundial de cereales podría alcanzar en la próxima campaña 2020/21 un volumen récord de 2.223 millones de toneladas (sin contar el arroz), de acuerdo con las primeras proyecciones del Consejo Internacional de Cereales (CIC), publicadas en su informe de finales de marzo.

Esa cifra supondría un aumento del 2% respecto a la campaña actual y a él contribuiría, sobre todo, el aumento de la producción de maíz, aunque crece también la de trigo. Tanto para el trigo como para el maíz el avance del CIC apunta a cosechas históricas.

Sumando el stock inicial de campaña (que sería de 608 millones de toneladas, según las últimas previsiones del organismo), las disponibilidades totales en 2020/21 ascenderían a 2.831 millones de toneladas, un 1,1% más que en la presente campaña.

En cuanto a la demanda, se espera un incremento del 1,6%, hasta 2.226 millones de toneladas, por lo que el stock final de campaña disminuiría ligeramente (-0,5%, hasta 605 millones de toneladas). Para el comercio, el CIC prevé también una cifra récord, con incrementos en los intercambios de trigo, maíz y sorgo. En todo caso, advierte que estas proyecciones deben tomarse con prudencia al no haber una visión clara de lo que puede durar la epidemia de coronavirus.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here