Los precios mayoristas del trigo blando, el maíz y la cebada volvieron a subir en la última semana, aunque prácticamente lo hicieron la mitad de lo que habían subido hace siete días, mientras que cotizaron a la baja el trigo duro, la cebada de malta y la avena, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Los datos difundidos este lunes por Accoe relativos a la primera semana de marzo revelan lo que se intuye como el inicio de un posible cabio de tendencia a la baja, después de un arranque del año con fuerte subidas en todas las categorías. Así, muestran que el precio del trigo blando aumentó el 0,13% semanal, hasta los 227,24 euros por tonelada.

El precio de la cebada se incrementó el 0,24 % respecto a la semana anterior, hasta alcanzar los 194,88 euros/tonelada, y el maíz se encareció el 0,47 % en ese periodo, con una cotización de 232,68 euros/tonelada.

Por el contrario, el precio del trigo duro sufrió un retroceso semanal del 0,43%, hasta quedar en 286,25 euros/tonelada, y el de la cebada de malta bajó el 1,50 %, con 197,00 euros/tonelada.

En el caso de la avena, la cotización fue de 192,75 euros/tonelada, lo que supone una caída del 0,26 % respecto a la semana anterior.

Desde enero de 2021, los precios de los cereales se han elevado el 10,83 % en el caso del maíz; el 6,90 % en el del trigo blando; el 5,31 %, en el de la cebada; y el 3,22 %, en el del trigo duro.

Dentro de las proteínas y coproductos vegetales, la cotización de la colza repuntó el 11,67 % respecto a enero de este año, hasta los 335 euros/tonelada; la de las pipas de girasol, el 9,47 % (520 euros/tonelada); la de la pulpa, el 6,98 % (230 euros/tonelada); y la de la cascarilla, el 2,73 % (189 euros/tonelada).

Por el contrario, el precio de la soja disminuyó el 9,21 % en comparación con enero, al venderse a 424 euros por tonelada durante la última semana, según Accoe.