Los precios en origen de los principales cereales están un 25% en comparación con el año pasado. La campaña pasada los cereales se movían en precios medios de 183 euros/tonelada para la cebada y 192 euros/tonelada el trigo, y en estos momentos encontramos precios de 135 y 144 euros/tonelada, respectivamente. UPA ha recordado que hay que remontarse al año 2009 para observar un nivel de precios tan bajo.

“El incremento de rendimientos de esta campaña no suple este descenso de precios”, han afirmado desde la organización agraria, lo que junto al aumento de costes de esta campaña, supone una reducción de la rentabilidad “muy acusada” principalmente en el caso del trigo. Teniendo en cuenta el nivel existente en las cotizaciones de los mercados internacionales, los precios en nuestro país –según UPA- habrían tocado fondo ya.

una campaña con bajos precios pero con mucho más gastos por culpa de la climatología

Los problemas adicionales de enfermedades que han afectado a los diferentes cultivos han motivado un aumento de los gastos de los agricultores. Por un lado, ha sido necesario realizar uno o dos tratamientos contra diferentes enfermedades, con un coste medio adicional de 40-45 euros/hectárea por tratamiento.

Además, en algunas zonas, explican, “ha sido necesario repetir tratamientos con herbicidas, como consecuencia de las abundantes precipitaciones que tuvieron lugar durante el final del invierno y la primavera”.

La producción total española de cereales registrará un incremento cercano al 20%, aunque la evolución de los diferentes cultivos no ha seguido la misma tendencia. Para la organización de agricultores, los rendimientos serán mejores en el caso de las cebadas, mientras que en el caso de los trigos los diferentes problemas causados por las enfermedades limitarán ese incremento.

A nivel europeo, las estimaciones de producción están muy condicionadas por la evolución de los trigos en Francia, donde las últimas noticias apuntan a importantes descensos de producción, principalmente en la mitad norte del país galo.