Tras unas semanas de altibajos, con subidas y descensos un tanto sorprendentes en algunos casos, Los precios de los cereales en los mercados mayoristas parece que han entrado en una senda de cierta tranquilidad, con un parón en sus cotizaciones ya que apenas variaron en la última semana, respecto a la anterior, según ha informado este lunes 15 la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

De esta forma, los datos difundidos por Accoe, relativos a la segunda semana de febrero, reflejan que el precio de la cebada ha sido el que más perdió, ya que descendió el 0,73% en ese periodo, situándose en 192,36 euros por tonelada.

Por el contrario, se incrementaron los precios del trigo duro en un 0,70%, hasta los 284,50 euros/tonelada, una cifra levemente menor que la anterior semana, donde recupero parte de lo perdido anteriormente; de la cebada de malta, en un 0,65 % (205,33 euros/tonelada); del maíz, en un 0,15 % (230,03 euros/tonelada); y del trigo blando, en un 0,01% (225,24 euros/tonelada), lo que frena la caída sufrida siete días antes

Por su parte, el precio de la avena se mantuvo también sin cambios, en 193,25 euros por tonelada, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España.

Pese a este parón de las cotizaciones de esta última semana, desde enero de 2021, los precios de los cereales se han elevado el 9,57 % en el caso del maíz; el 5,96 % en el trigo blando; el 3,95 % en la cebada; y el 2,59 % en el trigo duro.

Dentro de las proteínas y coproductos vegetales, la cotización de la colza subió el 11,67 % respecto a enero de este año, hasta los 335 euros/tonelada; la de la cascarilla, el 9,29 % (200 euros/tonelada); la de la pulpa, el 6,51 % (229 euros/tonelada); y la de las pipas de girasol, el 5,26 % (500 euros/tonelada).

Solo la soja se abarató en ese periodo, un 0,21 %, y se vendió a 466 euros por tonelada, según Accoe.