Los precios de los cereales siguen en su escalada alcista y cada vez con más fuerza, dada la situación de los mercados internacionales y los últimos datos de la USDA donde se redujo las existencia finales de trigo en EEUU y la capacidad exportadora de Canadá. Y cuando el mundo cerealista se altera, los beneficiados acaban siendo los productores españoles, que vuelven a ver cómo cada semana se revalorizan sus productos. Y esta semana pasada con incrementos en la cotización de hasta 12 euros en el caso del trigo duro (que parecía haber tocado techo pero que ya va para el campanario) o los 10 del trigo blando la cebada.

Así, los precios mayoristas continuaron la semana pasada su tendencia al alza en el mercado nacional, salvo los de la cebada de malta que repitieron, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (ACCOE).

El aumento más significativo se registró en el precio del trigo duro, que vivió otra jornada con incrementos en la cotización de hasta 12 euros por tonelada de media, al pasar de 508 euros a 520 euros por tonelada, destacando los 15 euros al alza de las lonjas de Cádiz y Sevilla y los 12 de la de Córdoba y los 20 de Zaragoza. Por su arte, la avena registró un importante aumento de 10,75 euros por tonelada, al pasar de 240 euros a 250,75 euros por tonelada.

Por su parte, la cebada aumentó 10 euros por tonelada, cotizando a 261,36 euros por tonelada. El precio del trigo blando también aumentó 9,9 euros por tonelada, al pasar de 265,45 euros a 275,35 euros por tonelada. El maíz subió 3,58 euros por tonelada y se situó en 274,58 euros por tonelada.

Por último, el precio de la cebada de malta no varío y se situó en 255 euros por tonelada, según los últimos datos recopilados por ACCOE.

En cuanto a la pipa de girasol destaca la subida de 30 euros en la lonja de Tarragona con respecto a la semana pasada y de 10 en la de Huelva/Sevilla.