El Gobierno central ha simplificado la normativa del sector vitivinícola y eliminado la obligación de presentar una de las tres declaraciones anuales previstas para los pequeños productores, en especial para los operadores de menos de 1.000 hectolitros de producción media.

El BOE publicó el pasado sábado el Real Decreto 313/2016 por el que se modifican el Real Decreto 739/2015 sobre declaraciones obligatorias en el sector vitivinícola y el Real Decreto 740/2015 por el que se regula el potencial de producción vitícola, y se modifica el 1079/2014 para la aplicación de las medidas del programa de apoyo 2014-2018 al sector vitivinícola.

también se ha introducido una modificación de la definición de joven nuevo viticultor en el caso de personas jurídicas

Según remarca esta disposición general, aprobada el pasado viernes en Consejo de Ministros, «resulta preciso introducir modificaciones en el mismo para clarificar la información que deben de contener las declaraciones obligatorias a realizar por los productores y almacenistas del sector vitivinícola».

PEQUEÑOS PRODUCTORES DE VINO 1Así, los cambios afectan al RD de 2015 sobre declaraciones obligatorias -que establece el nuevo Sistema de Información de Mercados del Sector Vitivinícola (Infovi) y el Registro General de Operadores del Sector Vitivinícola (Reovi)- y al RD que regula el potencial de producción vitícola, que contiene la norma básica del régimen de autorizaciones de plantaciones de viñedos.

La reducción del número de declaraciones que deben realizar los pequeños productores a lo largo de la campaña -de tres a dos- es, por tanto, una de las principales novedades introducidas.

En el caso del sistema de autorizaciones, lo más destacado es la modificación de la definición de joven nuevo viticultor en el caso de personas jurídicas para alinear el concepto con lo establecido bajo la normativa de pagos directos para joven agricultor.