El número de parados en el sector de la agricultura se situó al cierre del primer trimestre del año en 217.800 personas, lo que supone casi 3.000 desempleados más que a fecha de 31 de diciembre.

Así se desprende de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves 27 por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que refleja sin embargo una mejora sustancial si se compara el dato con el de los tres primeros meses de 2016.

Concretamente, en las listas del paro agrícola dejaron de aparecer 41.400 personas en comparación con el primer trimestre del ejercicio pasado, lo que representa una mejora del 15,95%.

En términos generales, el desempleo en España aumentó entre enero y marzo en 17.200 personas, hasta los 4.255.000, lo que situó la tasa de paro en el 18,75% de la población activa.

La ocupación en el sector de la agricultura, por su parte, aumentó en 31.000 personas, hasta sumar 847.700 empleos, lo que supone un incremento del 3,8% en comparación con el trimestre anterior.

Respecto al mismo período de 2016 la mejora es todavía más notable, ya que pasaron a tener trabajo 70.400 personas más, lo que equivale a una subida del 9,05%.

En general, la ocupación en España registró la tendencia contraria y disminuyó en 69.800 personas, y alcanzó los 18.438.300 trabajadores.