El agua embalsada en los pantanos de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del Tajo, ha bajado 5,929 hectómetros cúbicos con respecto a la que almacenaban la semana pasada, hasta situarse en 335,182 hectómetros cúbicos, y están al 13,54 por ciento de su capacidad total de 2.474 hectómetros.

Este dato supone que los embalses de cabecera continúan por debajo del umbral mínimo no trasvasable según la Ley de Evaluación Ambiental, fijado para este año en 368 hectómetros cúbicos, una cifra que se alcanzó hace tres semanas. De hecho en junio no ha habido trasvase y no se espera que lo haya en julio.

Según la información aportada este lunes 26 por la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), el embalse de Buendía almacena 3,09 hectómetros cúbicos menos que en la semana anterior, en total 215,756 hectómetros cúbicos, que suponen el 13,16 % de su capacidad total de embalse, que se sitúa en 1.639 hectómetros cúbicos.

A su vez, la reserva de agua en el pantano de Entrepeñas ha bajado 2,839 hectómetros cúbicos y almacena 119,426 hectómetros cúbicos, el 14,3% de su capacidad total, que es de 835 hectómetros cúbicos.

Hace un año por estas fechas, los pantanos de cabecera del Tajo almacenaban 600,625 hectómetros cúbicos, que suponían el 24,27% de su capacidad total de embalse.

En la totalidad de la cuenca hidrográfica del Tajo, los embalses almacenan esta semana 5.336,443 hectómetros cúbicos de agua, que son 121,143 menos que la pasada semana y que suponen el 48,48 por ciento de la capacidad total de almacenaje, que es de 11.007 hectómetros cúbicos.