El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) ha confirmado que se han presentado declaraciones de siniestro principalmente por efecto de la sequia de cerca de un millón de hectáreas de herbáceos y que los pagos a los asegurados de estos cultivos comenzarán «a mediados de julio y se intensificarán en agosto».

En un comunicado, fuentes ministeriales han calificado el año agrícola de «particularmente negativo como consecuencia de la adversa meteorología» a causa de temporales y, principalmente, heladas y sequía. Según sus cálculos, solo los daños de estos dos últimos fenómenos naturales han producido siniestros en 957.000 hectáreas de herbáceos.

SÓLO CON LA SEQUÍA Y LAS HELADAS SE HAN PRODUCIDO SINISTROS EN CASI UN MILLÓN DE HECTÁREAS

Han explicado que en una reunión mantenida este martes 20 entre los principales responsables de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa), Agroseguro y el Consorcio de Compensación de Seguros se expuso que ya se ha tasado más del 35% de la superficie de herbáceos asegurada afectada.

En dicho encuentro, según el Mapama, Agroseguro ha expuesto que trata de hacer coincidir el momento de la tasación con el de la recolección para así optimizar la calidad de las valoraciones, y que hay 323 peritos realizando tasaciones.

Agroseguro -han precisado- ha adelantado ha adelantado que hará un gran esfuerzo para agilizar al máximo los pagos, que se producirán entre 30 y 45 días después de la valoración de la explotación. De esta manera, los pagos se iniciarán a mediados de julio y se intensificarán a lo largo del mes de agosto, según vayan concluyendo las tasaciones.

El director de ENESA ha reconocido el enorme esfuerzo que se está realizando en las peritaciones, con el fin de agilizarlas lo máximo posible, para que el agricultor pueda percibir con prontitud las correspondientes indemnizaciones.