UPA valora positivamente la aprobación del estudio de la cadena de valor del aceite de oliva virgen extra. «Por fin disponemos de una referencia oficial en la lucha por lograr precios justos».  El Observatorio de la Cadena Alimentaria, organismo bajo el auspicio del Ministerio de Agricultura en el que participa UPA, ha aprobado hoy el estudio de la cadena de valor del aceite de oliva virgen extra, con datos de las últimas dos campañas. Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos han calificado de «hito» este informe y han confiado en que sea una «herramienta fundamental» para que los olivareros logren precios justos por su trabajo.

El responsable de Olivar de UPA y secretario general de UPA Andalucía, Cristóbal Cano, ha señalado que el informe prueba que “es posible” comercializar aceite de oliva virgen extra por encima de los costes de producción en el olivar tradicional. El estudio es una demostración de que todos los eslabones de la cadena pueden “avanzar juntos”.

VENTAS A PÉRDIDAS EN EL OLIVAR

El estudio demuestra que la cadena de valor del aceite sufre de graves desequilibrios: El eslabón inicial, la producción de las aceitunas, genera alrededor del 70% del valor total de la cadena, y sin embargo solo recibe el 59% del precio total, lo que supone trabajar a pérdidas si se analizan las dos campañas objeto del estudio (2018/19 y 2019/20) años en conjunto. No obstante, como hemos aportado en el seno del grupo de trabajo de este estudio, es necesario establecer un mecanismo que permita la actualización continua del mismo campaña tras campaña y no quedarnos con la foto fija que nos da hoy.

Las conclusiones del informe, elaborado por el catedrático Manuel Parras Rosas, de la Universidad de Jaén, demuestran que, en la campaña 2018/19, las liquidaciones fueron de 2,07 a 3,34 -una diferencia de más del 61%-. En la siguiente campaña las liquidaciones fueron de 1,63 a 3,08 euros/Kg., una diferencia de casi el 90%.

Para UPA estos datos demuestran que es posible vender AOVE por encima del coste de producción en la parte del sector productor que engloba al olivar tradicional. “La asignatura pendiente es mejorar enormemente la gestión de la comercialización”, aseguran.

El trabajo da por probado que el olivar tradicional, ya sea mecanizable o no, de secano o regadío, ha sufrido las dos últimas campañas pérdidas muy destacadas. Si se incorpora al análisis el efecto del olivar intensivo y superintensivo, se oculta la verdadera situación que está atravesando el olivar tradicional, dando una falsa apariencia de ser un cultivo rentable en alguna de las campañas analizadas.

Para UPA, “queda claro a la luz de este importante estudio que los beneficios se concentran en la fase de envasado y comercialización y las pérdidas en el campo”, como demuestran los datos que se resumen en esta tabla:

  Campañas
COSTES, PRECIOS Y MARGEN NETO O BENEFICIO 2018-2019 2019-2020
Costes En €/kg AOVE En €/kg AOVE
Costes de producción del AOVE 2,013 2,757
Costes de extracción del AOVE 0,239 0,274
Costes de envasado 0,47 0,47
Costes de distribución 0,27 0,272
     
Precios En €/kg AOVE En €/kg AOVE
Precio de venta olivarero 2,281 2,122
Precio de venta almazarero 2,51 2,116
Precio de venta envasador 3,167 3,086
Precio de venta al público 3,829 3,544
     
Margen neto o beneficio En €/kg AOVE En €/kg AOVE
Margen del olivarero 0,268 -0,635
Margen del almazarero -0,010 -0,280
Margen del envasador 0,187 0,499
Margen del distribuidor 0,392 0,186

UPA sigue trabajando para que se publiquen lo antes posible los estudios de leche líquida envasada, melocotón y nectarina, carne de vacuno, carne de ovino, cítricos, tomate, patata y miel, que están en fase de elaboración.