Aunque se ha venido especulando en la última semana con la posibilidad de que se pudiera dar un nuevo rally alcista de los precios de los cereales, lo cierto es que en los mercados mayoristas no se ha detectado un cambios de tendencia la semana pasada y mantiene una tónica de tranquilidad. De hecho las cotizaciones mayoristas de los cereales se mantuvieron estables en la última semana, ya que apenas registraron ligeras subidas y caídas, según la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Así, los datos difundidos este lunes por Accoe, relativos a la tercera semana de febrero, muestran que se mantiene casi el mismo ritmo de tranquilidad que caracterizó la semana pasada, anque con más subidas, aunque moderadas, que caídas o repeticiones. Por eso, se destaca que el precio del trigo duro se incrementó el 0,35 % respecto a la semana anterior, hasta los 285,50 euros por tonelada.

Además, el precio de la cebada aumentó el 0,22 % semanal, hasta los 192,79 euros por tonelada; y el del maíz lo hizo un 0,17 %, hasta los 230,44 euros por tonelada.

Por el contrario, la cebada de malta se abarató el 0,16 % y se situó en 205 euros/tonelada; y el precio del trigo blando apenas cayó el 0,01 % (225,21 euros/tonelada).

Por último, la cotización de la avena se mantuvo sin cambios en los 193,25 euros por tonelada, según Accoe.

Con esta tónica de tranquilidad de las últimas semanas, desde enero de 2021, los precios de los cereales se han elevado el 9,77 % en el caso del maíz; el 5,95 % en el trigo blando; el 4,18 % en la cebada; y el 2,95 %, en el trigo duro.

Dentro de las proteínas y coproductos vegetales, la cotización de la colza creció el 11,67 % respecto a enero de este año, hasta los 335 euros/tonelada; la de la cascarilla, el 9,29 % (200 euros/tonelada); la de las pipas de girasol, el 7,37 % (510 euros/tonelada); y la de la pulpa, el 6,51 % (229 euros/tonelada).

Solamente disminuyó el precio de la soja, el 2,78 %, al venderse a 454 euros por tonelada durante la última semana, según Accoe.