Los mercados internacionales siguen al alza y presionando para subir los precios de los cereales nacionales. Sigue habiendo poco movimiento operativo en la lonja del Ebro, con escaso interés comprador y con oferta disponible tanto en puerto como de la vecina Francia, pero los precios en puerto han subido, destacando el maíz que es el cereal que más se ha tensionado internacionalmente y ha arrastrado a los demás cereales. (Ver cotización de la lonja del Ebro y otras lonjas aquí)

FORRAJES: Siguen los apuntes negativos en la tablilla forrajera, situación que se repite en las últimas semanas. La cercanía de la nueva campaña hace que aumenten las ganas de vender para limpiar los almacenes, y aunque se esté vendiendo a buen ritmo este mes, la tendencia ha sido la de seguir forzando los precios a la baja.

Respecto a la demanda, los pedidos nacionales siguen firmes, pero no son grandes volúmenes y compran a corto plazo. Se está sacando mucha mercancía a los mercados internacionales como China, que ha forzado mucho el precio durante estas semanas y al final se cerraron contratos.

FRUTOS SECOS: Otra jornada sin cambios en la tablilla de las almendras, en un mercado donde los operadores están desaparecidos y se realizan escasas operaciones. Y si la operativa está bajo mínimos, el sector comienza a estar pendiente de la nueva campaña. (Ver cotización de los frutos secos de la lonja del Ebro y otras lonjas aquí)

FRUTAS: Se mantiene sin cambios la tablilla de las frutas, en un mercado que sigue esperando a que la demanda de las frutas de pepita se anime. Los almacenes siguen ajustados de existencias, pero llevamos unas semanas donde el consumo ha estado muy flojo y comienza a asomar algo de tensión por parte de los vendedores.

PORCINO: Continúan las subidas en los precios del porcino, pero con menos fuerza que en anteriores semanas. La demanda europea de carne se mantiene firme y se espera que aumente en Semana Santa y con la llegada del buen tiempo, pero la oferta de animales no es alta y cuesta cumplir con los pedidos.

LECHONES: Nueva jornada y sigue subiendo la cotización del lechón. La oferta de animales sigue escaseando, situación que se repite tanto a nivel nacional como en toda Europa, con los compradores viendo cómo los precios siguen subiendo.

AVES: Asoma al final el signo positivo en la tablilla del pollo, después de unas jornadas con tentativas, pero sin terminar de arrancar. En el mercado del vivo, la demanda sigue ágil y no hay pesos altos. Hay zonas con déficit de oferta, mientras que en otras la situación es de estabilidad.

En la canal, el empuje necesario que necesitaba el mercado para subir los precios se ha producido debido a los adelantos de los pedidos para estar preparados para Semana Santa.

HUEVOS: Siguen los apuntes positivos en el mercado, con subidas generalizadas, a excepción de la clasificación más alta que sigue repitiendo. El consumo continúa fuerte y los pedidos para cubrir la demanda nacional se mantienen animados, pero son los pedidos del exterior los que dan más fuerza a las subidas.

VACUNO: Semana de consolidación de precios en la tablilla de las canales de vacuno. En esta jornada se toman un respiro las cotizaciones de los machos y vuelven a repetir las hembras. Las ventas siguen animadas y hay poca oferta de animales en las granjas, sobre todo de animales de peso, pero los precios alcanzados en vivo hacen difícil el poder repercutirlos a la venta de la carne.

La demanda nacional sigue discreta, aunque se espera que aumente con los festivos de Semana Santa. Las ventas a Europa también están más paradas, aunque se siga vendiendo a Italia. Las cargas al puerto con destino a los países árabes también están más ralentizadas, una vez que el Ramadán ya lleva unos días y la fuerza de los primeros días haya pasado.

OVINO: Otra semana tranquila en el mercado del ovino, donde la repetición de precios es aceptada sin discusión por todas las partes del sector. El consumo nacional repunta en Semana Santa y los mataderos trabajan más estos días para preparar los pedidos. Las expectativas puestas en los mercados internacionales para la exportación se están cumpliendo y todavía queda el último empuje del Ramadán y de la Fiesta del Cordero musulmán que, con toda seguridad, se cerrará con alguna carga más al puerto y ventas de última hora a Francia.