El sector del mango australiano está teniendo cada vez una mayor importancia social y económica para este país. Por esta razón, el director ejecutivo de la Asociación Australiana de la Industria del Mango (AMIA), Brett Kelly, explica en el siguiente artículos las características del sector de los mangos en Australia, y los retos y desafíos a los que se enfrenta esta industria.

Según explica Brett Kelly, Director Ejecutivo de AMIA, “los mangos (Mangifera indica) se cultivan predominantemente en el Territorio del Norte y en Queensland y, en conjunto, producen aproximadamente el 95% de la cosecha total nacional. También se cultivan mangos en Australia Occidental, Nueva Gales del Sur, Victoria y Australia Meridional. Hay cientos de cultivadores en toda Australia, desde pequeñas empresas familiares hasta grandes explotaciones que producen mangos en distintas regiones”.

En lo concerniente a las variedades de mangos en Australia, nuestro entrevistado comenta que “hay una serie de variedades comerciales de mango que se cultivan en Australia para los mercados nacionales y de exportación. Las principales variedades y su respectiva cuota de mercado aproximada son Kensington Pride (52%), R2E2 (19%), Calypso™ (15%), Honey Gold™ (8%), Keitt (4%) y otras variedades (2%)”.

DIMENSIÓN INTERNACIONAL Y RETOS DEL SECTOR

Abordando la dimensión internacional del mango australiano, el Sr. Brett Kelly comenta que “aproximadamente el 12% (7000 toneladas) de la cosecha australiana se exporta anualmente. Los principales mercados de exportación de Australia son Hong Kong, Nueva Zelanda, Singapur y los Emiratos Árabes Unidos. La industria se encarga de la comercialización en muchos de estos países para fomentar la demanda de mangos australianos. Actualmente, Australia está negociando el acceso de los mangos australianos frescos a otros mercados clave”.

Dentro del mismo contexto, el Sr. Brett Kelly considera que “la industria australiana del mango se apasiona por producir mangos de calidad. Queremos que la fruta destaque en el estante y atraiga al comprador a realizar la compra inicial, y queremos que la gente vea una pieza de fruta vibrante y hermosa. Para ello, nos hemos centrado en garantizar un sólido sistema de previsión, para que la fruta esté en los estantes en el momento óptimo”.

“Una vez que se compra el mango, queremos asegurarnos de que la gente tenga una experiencia gastronómica excepcional, que les haga volver una y otra vez”, subraya el Sr. Brett Kelly.

Con respecto a los retos del sector, nuestro entrevistado señala que “al igual que la mayoría de las industrias en todo el mundo, por supuesto que hubo desafíos adicionales durante COVID-19. Esto significó tener que operar de forma ligeramente diferente a las temporadas anteriores. Una industria fuerte y exitosa es capaz de influir y gestionar eficazmente estos retos, lo que seguiremos haciendo. Además, los mangos orgánicos son ciertamente una parte importante de nuestra industria en Australia”.

Además, el Sr. Brett Kelly apunta que “hay una serie de procesadores en Australia que producen mangos congelados. En los últimos años hemos visto un mayor crecimiento de este sector”.