La Asociación de Entidades del Sistema de la Seguridad Industrial de Aragón (AESSIA) acaba de incorporar un nuevo socio: el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco, lo que ayudará a los ingenieros agrónomos a simplificar su trabajo y tener nuevas garantías jurídicas.

Con la integración en AESSIA del Colegio de Agrónomos somos ya trece entidades las que trabajamos para fomentar en la sociedad aragonesa la calidad y seguridad en hogares, locales e industrias”, ha destacado Luis Angel Carbó, gerente de AESSIA.

Con esta decisión los ingenieros agrónomos se unen a los colegios de ingenieros industriales de Aragón, las asociaciones de empresarios, instaladores y mantenedores y varios Organismos de Control de reconocido prestigio.

El interés de estos profesionales por pertenecer a AESSIA “radica en la de ayudar en la simplificación administrativa de los trámites de trabajos que realizan los ingenieros agrónomos, mediante el uso de soluciones tecnológicas con garantías jurídicas”, según ha explicado el propio gerente de AESSIA.

LA SEGURIDAD INDUSTRIAL TAMBIÉN EN EL SECTOR AGROALIMENTARIO

El Colegio de Ingenieros Agrónomos visó el año pasado 548 proyectos y 346 direcciones de obra relacionados con el diseño, la construcción de explotaciones ganaderas, regadíos, industrias agroalimentarias, naves agrícolas y otras actividades relacionadas. Casi la mitad de esos visados afectan a la seguridad industrial. En concreto, 263 actuaciones en Aragón preferentemente en industria agroalimentaria, donde los ingenieros agrónomos tienen un amplio campo de actuación”, ha señalado Carbó.

En Aragón, las explotaciones ganaderas siguen teniendo bastante importancia dentro  de la actividad de la ingeniería agronómica. Sólo en 2021 se visaron hasta 309  actuaciones tanto en ganadería intensiva como extensiva, así como de distintas  especies: avícolas, porcino, vacuno, caprino, ovino, etc.