Los Guardas Rurales han iniciado una ronda de contactos con todos los partidos políticos en el Parlamento andaluz para presentarles su situación y buscar un apoyo a sus problemas y su precaria situación, obteniendo un buena resupesta que ahora deberá concretarse en propuestas concretas que se formalicen en ayudas económicas como en otras CCAA.

Este colectivo ha querido mostrar a las formaciones parlamentarias andaluza que en los campos se hace cada vez más impresindibles y necesaria la presencia de los guardas rurales, pero que paralelamente su situación actual, sobre todo en Andalucía y los cotos de caza andaluces, es comprometida, debido al la disminución de socios por la pandemia generada por el COVID-19 y a esto la falta de recursos económicos para mantener los servicios de vigilancia. Por por ello se ha planteado la petiión de ayudas económicas al igual que sucede en otras comunidades autónomas, a la vez que se le trasladaba los problemas que padecen y su precaria situaión, como la precariedad laboral entre otros…

Por eso, FTSP-USO de Andalucía de la mano de Lucía Gutiérrez, Víctor Villalobos y por parte de FENAGUAR, Ismael Marin y Mateo Andrades,​ han mantenido una ronda de consultas con los responsables y portavoces de las​ Comisiones de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía. VOX – Eugenio Moltó García. PSOE – Gerardo Sánchez Escudero. Partido Popular – José Ramón Carmona. Ciudadanos – Enrique Moreno Madueño.

Con el fin de acercar posturas y buscar consenso sobre la necesidad de dar una​ solución sadisfactoria a la Guarderia Rural en la comunidad autonoma andaluza, todos los partidos se han mostrado receptivos ante las propuestas presentadas, manifestando su interés para encauzar una solución beneficiosa para todas las partes. Así mismo, todos los parlamentarios comprendieron la precaria situación y sé comprometieron​ ayudar al sector de la Seguridad Privada Rural en Andalucía.