Los ganaderos vascos no quieren al lobo y advierten de que su presencia pone en riesgo al queso Idiazabal

4
1557

La organización agraria ENBA ha pedido al Gobierno Vasco que no incluya al lobo en el Catalogo de Especies Amenazadas de la Fauna y Flora Silvestre del País Vasco, “sea en la categoría que sea”, porque considera que ese animal y el pastoreo “son incompatibles”, a la vez que advierte que su presencia, además de los daños a los ganaderos, puede poner en serio peligro el futuro del queso de Idiazabal.

ENBA ha señalado este viernes en un comunicado que ha solicitado una reunión con el departamento de Medio Ambiente del ejecutivo autonómico para trasladar su postura.

Según la asociación agraria, el informe sobre la posible inclusión del lobo en el catálogo del País Vasco elaborado por el biólogo Mario Sáenz de Buruaga “deja claro que la evolución de la población” de estos animales en la península ibérica se encuentra en un “estado de conservación favorable y por ello no está incluido en el Catálogo Español de Especies Amenazadas”.

ENBA afirma que “no comprende” el “empeño de determinados grupos ecologistas” en introducir el lobo en el catálogo vasco “aun a sabiendas que no corre ningún peligro como especie” y ha recordado que en 2015 trasladó al Gobierno Vasco que esa decisión sería “un golpe” para la ganadería extensiva, “especialmente para el pastoreo” y, con ello, para el “mantenimiento del monte”, de los pastos montanos y del patrimonio gastronómico “con el queso de Idiazabal a la cabeza”.

Según la asociación agraria, la evolución de la población de lobos en la península ibérica se encuentra en un “estado de conservación favorable y por ello no está incluido en el Catálogo Español de Especies Amenazadas”. Por eso, le resulta “incomprensible” el “empeño de determinados grupos ecologistas” en introducir el lobo en el catálogo vasco. “No corre ningún peligro como especie”.

4 Comentarios

  1. A todos los “ecologetas”, muy bien, pues si queréis lobos, el dinero de herario público que os dan en forma de subvenciones a partir de ahora, que se destine a pagar los daños ocasionados por estos animales a los ganaderos. Los ganaderos están dispuestos a convivir con el lobo, lo tienen asumido, pero no estoy de acuerdo en que sean ellos quienes soporten siempre las perdidas ocasionadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here